¿Estás buscando un rascador para gato que sea elegante y fácil de hacer? Entonces este tutorial DIY es perfecto para tu amigo felino y para ti y, además, te saldrá baratísimo. Entre otras cosas, porque puedes encontrar muestras de alfombras o moquetas muy baratas o incluso te puede salir gratis si decides reutilizar una vieja alfombra. Diviértete personalizando tu rascador para gato DIY con alfombras de diferentes colores y texturas y usando distintos soportes.

Herramientas y material

Las dos cosas principales que vas a necesitar para este proyecto son un cuadrado de alfombra y un trozo de madera. Los cuadrados de moqueta son muy baratos y, normalmente, se pueden conseguir muestras en colores o patrones muy interesantes.

Estos son los materiales y herramientas que vas a necesitar para hacer este rascador para gato DIY:

Coste, tiempo y dificultad

Para hacer este proyecto necesitarás alrededor de 30 €. El coste variará dependiendo de qué tipo de material utilices y cómo quieras decorar tu rascador. Puedes encontrar todos los productos que necesitas en nuestra tienda online. Este proyecto es ideal para principiantes. Es tan fácil que se puede hacer en, tan solo, una mañana o una tarde.

Cómo hacer tu propio rascador para gato paso a paso

1. Prepara tu tabla de madera

Primero, decide de qué tamaño quieres que sea el rascador y corta la madera a medida. Lija todos los bordes rugosos, límpiala y dale a tu madera el acabado que quieras. Si prefieres usar madera natural, te recomendamos que le des una capa de barniz transparente para protegerla de los arañazos.

Si no puedes hacerte con una placa o una tabla de madera grande, también puedes utilizar una de plástico, aunque puede que sea algo más difícil de usar. Si quieres una opción más económica, puedes utilizar palets. En este caso, solo tendrás que cortar tres tablas de madera iguales en el palet y unirlas por detrás con unas tiras perpendiculares. ¡Si quieres saber dónde puedes encontrar palets gratis o baratos, te lo explicamos todo en este artículo!

2. Une el cuadrado de alfombra a la tabla

El segundo paso consiste en medir el cuadrado de alfombra sobre la tabla. Nosotros hemos decidido que tuviera unos 4 cm menos que la tabla para que el borde se pueda ver claramente en los lados. Una vez que hayas decidido de qué tamaño quieres que sea, corta el cuadrado de alfombra con un cúter.

Puedes unir el cuadrado a la madera poniendo un clavo en cada esquina con la ayuda del martillo. Si eliges esta opción, te recomendamos que también apliques una cola fuerte entre la tabla y el cuadrado de alfombra para asegurarte de que el cuadrado no se mueva. También puedes unir la alfombra a la madera perforándolas y poniendo un tornillo en cada esquina.

3. Cuelga tu rascador para gato

Para colgarlo, hemos doblado el alambre en forma de U y le hemos dado forma de lazo retorciendo con fuerza la parte inferior con unos alicates. Después, hemos pegado el lazo a la parte posterior de la tabla con cola caliente. Si quieres un acabado más limpio y, tal vez, más seguro, también puedes hacer agujeros en la parte posterior de la tabla de madera y meter unos clavos dentro para clavarla a la pared.

Al principio, para animar a tu amigo felino a utilizar el rascador, puedes coger un poco de hierba gatera o catnip y colgarla en los tornillos o los ganchos.

También puedes dejar el rascador en el suelo. En este caso, te recomendamos que pongas debajo una alfombra para que no se mueva.

Esperamos que a tu felino y a ti os haya gustado mucho este tutorial y que te sirva para ahorrarles unos cuantos arañazos a tus muebles.

Si te ha gustado este artículo te invitamos a leer Plantas tóxicas para animales y Cómo hacer un cuadro de hojas DIY.

Avatar
Autor

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: