Durante estos días que estaremos en casa más de lo que nos gustaría y tenemos tiempo para dedicarle a nuestro hogar, qué mejor idea que darle vueltas a las diferentes zonas para hacerlas más acogedoras y poder disfrutarlas de verdad. Por eso, hoy te compartimos diferentes tips para decorar tu sofá y sacarle partido a esa zona de descanso del salón donde tanto tiempo pasamos relajándonos, viendo una película o leyendo un buen libro.

Si bien es cierto que el conjunto lo es todo, una alfombra agradable, mesas de centro bien decoradas… hoy nos vamos a centrar en la pieza clave: el sofá.  Para decorar un sofá con estilo, os aconsejamos seguir estas pautas tan fáciles como efectivas:

La organización

La diferencia entre tener un sofá plano y aburrido y otro atractivo depende en muchos de los casos en la organización de los complementos. Lo más importante de todo es buscar el equilibrio entre el tamaño de nuestro sofá y el tamaño de nuestros cojines. Si tienes un sofá amplio, puedes permitirte mayor número de ejemplares colocados por toda la superficie para que aporten volumen, pero si tu sofá es pequeño, más vale no recargar y optar por colocar pocos y de tamaño medio.

El orden

Este es otro de los tips fundamentale para decorar tu sofá y llenarlo de estilo. Es fundamental buscar la simetría para que haya un equilibrio entre todas las piezas. De nada sirve decorar si no seguimos un orden y unas reglas. Empieza a colocar los cojines de los extremos hacia el centro y si te lo permite el tamaño de tu sofá, coloca una pieza central como punto de atención. Si tus gustos son más arriesgados, puedes utilizar tu imaginación para colocarlos estéticamente todos a un lado y compensar el otro con una mesa auxiliar y una lámpara, por ejemplo. ¡Lo más importante es que esté a tu gusto!

Las texturas y los materiales

Quien no arriesga, no gana. Los colores, las texturas, los estampados… deja volar tu imaginación y crea contrastes con el resto de la sala. Si tienes un sofá apagado, utiliza los cojines para darle vida. Si por el contrario tienes una base en un color vivo, busca complementos de tonos más suaves y neutros para crear armonía visual y evitar la estridencia.

La distribución

No tengas miedo a jugar visualmente con los volúmenes. Crea capas colocando los más grandes pegados al respaldo y trae gradualmente los más pequeños hacia afuera. Puedes hacerlo o bien simétricamente en ambos extremos, o directamente colocados todos al centro. ¡La decisión es tuya!

Los complementos

Utiliza otros complementos para darle tu toque final al conjunto: ¡Tu manta favorita también puede formar parte del estilismo! Si armoniza con el resto de los cojines o es de un color neutro, ¿por qué no colocarla sobre el brazo del sofá o directamente a los pies de la chaise longue?

Como veis, hay mil posibilidades para tener una zona de descanso que derroche estilo, así que con estas nociones básicas y con vuestra imaginación, ¡no habrá sofá que se os resista!

Si te ha gustado este artículo te invitamos a leer 5 plantas colgantes para decorar tu casa y Cómo hacer un terrario DIY decorativo.

Paula Silvagni
Autor

Apasionada del interiorismo, deco-coach e Instagrammer (@paula_silvagni_interiors). Desde su galería en Instagram muestra las últimas tendencias para decorar con estilo cada rincón de tu casa.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: