¿Tienes humedades en casa y no sabes cómo eliminarlas? ¿Las humedades han provocado la aparición de moho y malos olores? Esta guía práctica te ayudará a terminar con este problema de raíz para que no vuelva a producirse.

Las estaciones húmedas como el otoño e invierno suelen provocar o agravar los problemas de humedad en tu vivienda. Incluso, puede llegar a transformarla en un lugar insalubre. De hecho, el moho es uno de los responsables de alergias, problemas respiratorios como el asma, irritaciones, etc., ya que sus esporas se propagan a través del aire y son inhaladas de forma desapercibida.

Además, las humedades pueden deteriorar paredes y muros, llegando a afectar partes estructurales de la vivienda, con el correspondiente peligro que esto conlleva.

Por estos motivos, más allá de su aspecto antiestético, las humedades y el moho es un problema que se ha de eliminar para asegurar el confort y la seguridad familiar.

Tipos de humedades

En una vivienda se pueden dar tres tipos de humedades. Cada una de ellas se combate de una forma diferente, por ello te explicamos sus características para que sepas reconocerlas.

Humedad por condensación

Suele ser la más frecuente en las viviendas, pero también la más sencilla de solucionar.

La condensación se origina cuando la temperatura interior de la vivienda es superior a la exterior, por lo que al entrar en contacto con materiales fríos como ventanas o azulejos se convierte en gotas de agua. Este exceso de humedad favorece la proliferación de moho y bacterias.

También se genera cuando el vapor de agua de la ducha entra en contacto con la pared o techo, que suele estar más frío (independientemente del exterior).

La mejor forma de evitar el moho por condensación consiste en mantener las estancias de nuestra vivienda bien ventiladas. Para ello, basta con dedicar 10 minutos diarios a ventilar cada habitación para que se renueve el aire.

Además, un buen aislamiento de las ventanas y paredes de la casa que están en contacto directo con el exterior, evitará una diferencia térmica muy elevada.

Por otra parte, instalar deshumificadores en los lugares más húmedos de la vivienda, como el baño y la cocina, es otra forma eficaz de reducir los problemas de humedad por condensación. Su principal objetivo es que mantenga la humedad ambiental por debajo del 50%.

Humedad por filtración

Las humedades por filtración se suelen producir por la entrada de agua a través de goteras, grietas debidas a una mala construcción de la vivienda o fugas en conductos de agua.

Una vez se ha producido la filtración, lo más importante es localizar el punto por el que entra el agua, repararlo y sanear el material que se haya deteriorado para evitar la proliferación de moho. Puedes consultar nuestra guía sobre cómo reparar desperfectos de la pared para saber cómo hacerlo.

Tras reparar la filtración, los pasos que se han de seguir son los siguientes:

  1. Sanear la zona con un limpiador antimoho.
  2. Aplicar un producto que destruya los hongos y esporas a fin de que no se vuelvan a reproducir. 
  3. Pintar la superficie con una pintura especial para paredes en las que se genera humedad por condensación.
limpiar el moho producido por las humedades por condensación

Humedad por capilaridad

Suele producirse en paredes de sótanos y garajes, planta baja o locales dañando el mortero, hormigón, baldosas, etc. Su origen se debe a un mal aislamiento del terreno que provoca una acumulación de humedad en el subsuelo de su vivienda. Esta humedad asciende a través de los poros de las paredes y penetra en la estructura de la solera.

Las humedades por capilaridad pueden llegar a provocar:

  • Desgaste de los materiales de construcción, lo cual supone un peligro para la estructura de la vivienda.
  • Daños en muebles, puertas, ventanas, suelos, instalación eléctrica, etc.
  • Problemas estéticos.
  • Aumento de la factura de calefacción entre un 15% y un 30%.

Para evitar este tipo de humedades será necesario impermeabilizar los cimientos:

humedades por capilaridad producidas en paredes

Trucos para eliminar las humedades de tu hogar

Además de las soluciones específicas para cada tipo de humedades, existen algunos trucos y consejos extra que te ayudarán a reducir las humedades en casa:

  • El carbón vegetal es un remedio natural que puede ayudarte a reducir el moho en casa, ya que actúa como absorbente de la humedad. Otro remedio natural consiste en mezclar vinagre y bicarbonato en un pulverizador y rociar sobre las manchas de humedad.
  • Utilizar la calefacción de manera continuada absorbe el exceso de humedad ambiental y evita cambios bruscos de temperatura.
  • La falta de iluminación natural también favorece la aparición de moho. Deja que la luz inunde tu hogar siempre que sea posible.
  • Evita tender la ropa dentro de casa, ya que al secarse el agua que había en la ropa se acumula en el ambiente.
  • No apoyes los muebles directamente contra la pared, sino permite que el aire pueda circular tras ellos.
  • Aunque las plantas purifican el aire, tener demasiadas de ellas en el interior de la vivienda aumenta considerablemente el grado de humedad.
  • Emplea extractores de aire en lugares que no tengan ventilación natural.
  • Evita cubrir las zonas afectadas por la humedad con alfombras, cortinas, etc., ya que empeorará el problema.

Esperamos que esta guía para terminar con las humedades en tu casa te haya resultado útil y te ayude a erradicar definitivamente este problema.

Avatar
Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: