¿Necesitas una pequeña mesa auxiliar o un soporte para tus plantas? Este proyecto de bricolaje te servirá para ambos casos. Podrás aprovecharlo como soporte para plantas de interior o exterior, pero también como mesa auxiliar para el salón, dormitorio o balcón. No te pierdas este tutorial paso a paso para aprender a hacerlo tú.

Los muebles auxiliares cuentan con la ventaja de ser polivalentes, ya que se pueden adaptar a diferentes espacios y usos. En este caso concreto, una pequeña mesa redonda puede servir tanto como soporte o pie para tus plantas, pero también como mesa de apoyo en el salón o como mesita de noche.

Por otra parte, su estilo contemporáneo le aportará elegancia y frescura a tu hogar. Además, debido a su reducido tamaño, apenas ocupará espacio y podrás situarla en cualquier rincón del interior de tu vivienda, balcón o terraza.

Herramientas y materiales

materiales y herramientas para hacer un soporte para plantas

Coste, duración y dificultad

Si se cuenta con las herramientas necesarias, el coste aproximado de los materiales es inferior a 30 €. A modo orientativo, en este enlace se puede ver la cesta de la compra con algunas de las herramientas y materiales empleados.

Por otra parte, este proyecto se puede realizar en apenas una mañana o tarde. Su dificultad es media, ya que requiere tener cierta práctica con herramientas eléctricas. En todo caso te animamos a que lo intentes, aunque no seas un manitas experto, porque te ayudará a mejorar tus habilidades.

Soporte para plantas o mesa auxiliar paso a paso

Este soporte para plantas o mesa auxiliar de diseño actual y cierto aire nórdico se convertirá en un complemento imprescindible en tu hogar. Su tamaño y ligereza hacen que puedas colocarlo en cualquier rincón según tus necesidades.

Los materiales que se han empleado para su construcción se han protegido con barniz. De esta forma, también se podrá adaptar al interior o exterior de la vivienda según la época del año.

Para hacerlo tú tan solo se han de seguir los pasos que se detallan a continuación:

1º.- Hacer la plantilla para la fresadora

Para cortar un tablero redondo se puede dibujar el contorno y emplear la sierra de calar, aunque requiere bastante destreza en el uso de esta herramienta.

Otra opción consiste en utilizar una fresadora y una plantilla para hacer cortes redondos. Para hacer este tipo de plantilla se han seguido estos pasos:

  1. Desatornillar la base de la fresadora
  2. Marcar con un lápiz el contorno de la fresadora sobre una tabla de contrachapado o de MDF de 7 x 0,3 x 20 cm
  3. Cortar con la sierra de calar
  4. Perforar con la broca pala el orificio interior por el que sobresaldrá la fresa
  5. Marcar los orificios de los tornillos de la base, taladrar y atornillar a la fresadora
plantilla para hacer tableros redondos con la fresadora

2º.- Cortar el tablero redondo

Una vez tengamos la plantilla, se clavará con un clavo de forma que la fresa quede a 15 cm del centro para cortar un tablero de 30 cm de diámetro. Se darán sucesivas vueltas con la fresadora hasta cortar totalmente el tablero.

Aconsejamos ajustar la altura de la fresa de forma que no se corte más de 1 cm de profundidad en cada pasada. De esta forma, se consigue un corte más uniforme sin quemar la madera.

cortar un tablero redondo con una fresadora

3º.- Cortar las patas

El siguiente paso consistirá en cortar las patas. Para ello, se ha empleado una sierra ingletadora, pero también se pueden cortar con la sierra de calar.

En primer lugar, se ajustará el ángulo de la sierra a 7º y se cortará el listón rectangular en 3 piezas de 40 cm de longitud.

Seguidamente, se marcará una diagonal desde la parte superior del listón hasta la inferior, de forma que la base de la pata quede reducida a 3,5 cm. A continuación, se cortará con la sierra de calar.

Para fijar las patas al tablero se realizarán unos orificios con el taladro para introducir cola y unos tubillones o espigas de madera. Hay que tener en cuenta que la broca y el tubillón deben ser del mismo diámetro. En este caso, ambos son de 8 mm.

Finalmente, se harán unos orificios en la parte inferior del tablero y se introducirá cola de carpintero para asegurar que las patas quedan bien adheridas.

cómo hacer patas de estilo nórdico

4º.- Pintar y barnizar las piezas

Una vez haya endurecido la cola se pintarán las patas con pintura para muebles y se aplicará una capa de barniz sobre el tablero superior. De esta forma, se crea un contraste entre el tono natural de la madera y el color azul que se ha elegido.

pintar y barnizar un mueble auxiliar

5º.- Fijar el perfil plano de PVC

Para cantear el tablero redondo se ha fijado un perfil plano de PVC de 4 cm de alto y 1 metro de longitud. Este tipo de perfiles tienen una cierta flexibilidad que permitirá que pueda adaptarse al contorno de la mesa.

Para ello, se colocará alrededor cinta adhesiva de montaje y después se fijará el perfil, atornillando ambos extremos para impedir que pueda despegarse.

colocar un perfil de PVC en un tablero redondo

Después de todos estos pasos podemos dar por terminado este mueble auxiliar.

mesa auxiliar de estilo nórdico

Si se colocan unas plantas se puede emplear como soporte para plantas tanto en el interior de la vivienda, como en una terraza o balcón.

soporte para plantas de estilo nórdico

Pero como mueble auxiliar que es, también podrás darle un uso como mesita de noche, por ejemplo.

mesita de noche nórdica

Soporte para plantas o mesa auxiliar ¿cómo te gusta más este mueble auxiliar? ¿Qué uso le darías tú? Si te gustan los muebles de este estilo, no te pierdas esta otra idea para hacer una mesita de estilo scandi con tubos de cobre.

Avatar
Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

1 Comentario

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: