¿Buscas una estantería de pared pero todas te parecen sosas y aburridas? Si es así, no te pierdas este paso a paso para hacer una original repisa con cuadrados que se cruzan entre sí. Te sorprenderá lo práctica que resulta.

La principal ventaja de las estanterías o estantes de pared es que apenas ocupan espacio. Sin embargo, estéticamente suelen ser todas muy parecidas. Por este motivo, hoy queremos sorprenderte con una repisa hecha con cuadrados que se entrelazan unos con otros, formando una original estructura.

repisa con cuadrados entrelazados unos con otros

Herramientas y materiales

materiales para hacer una repisa con cuadrados entrelazados

Para hacer una repisa como la de este proyecto DIY vas a necesitar las siguientes herramientas y materiales:

Coste, duración y dificultad

El coste aproximado de los materiales está sobre los 40 €, siempre y cuando tengas algún resto de papel pintado. Por otra parte, en este enlace podrás encontrar la cesta de la compra con algunas de las herramientas y materiales empleados.

La dificultad de realización de este proyecto es media, por lo que resulta idóneo para manitas que ya cuentan con cierta práctica a la hora de hacer tareas de bricolaje. Serán necesarias unas 6 horas para cortar y ensamblar las diferentes piezas, si bien este tiempo puede variar dependiendo de tu rapidez y habilidad.

Medidas y plano

Esta repisa está formada por tres cuadrados que se entrecruzan:

  • Todos ellos tienen 16 cm de fondo.
  • Los dos cuadrados inferiores son del mismo tamaño (30×30 cm), mientras que el superior es más pequeño (16×16 cm).
  • Hay que tener en cuenta que las medidas que se detallan en el siguiente plano, se han tomado en base a un tablero de melamina de 16 mm de grosor.

plano y medidas para hacer una repisa de cuadrados cruzados

Repisa con cuadrados entrelazados paso a paso

Esta original repisa destaca por las intersecciones de los cuadrados o cubos que la forman. Sin duda es un detalle muy decorativo, a la vez que práctico. Esto se debe a que se pueden colocar en ella objetos de diferentes alturas, aprovechando mucho mejor el espacio. Si te gustan este tipo de soluciones, en este enlace encontrarás 22 originales ideas de almacenaje para pisos pequeños.

1º.- Cortar las piezas

En primer lugar, se cortará el tablero de melamina siguiendo las medidas indicadas en el plano anterior. Para ello, se puede utilizar tanto una sierra ingletadora, como una sierra circular o de mesa. Lo importante es que los cortes se realicen rectos.

cortar tablero de melamina con la sierra

2º.- Montar el módulo central

A continuación, se montará el módulo o cuadrado del centro. Para ello, une las dos piezas de 26,8 cm formando ángulo recto con las de 30 cm. Sujeta ambas tablas con un par de sargentos en ángulo y atorníllalas con unos tirafondos.

ensamblar los cuadrados de la repisa

3º.- Cantear el módulo

Una vez se haya montado el primer módulo, se cantearán los cantos. Para ello se utilizará cinta para cantear autoadhesiva siguiendo los siguientes pasos:

  1. Retira el plástico o papel protector y al mismo tiempo presiona la cinta para que se adhiera.
  2. Con un cutter corta la parte sobrante.
  3. Repite esta misma operación con todos los cantos excepto con los de la parte trasera.

cantear con cinta autoadhesiva para cantear

4º.- Ensamblar el resto de módulos

A continuación, ensambla el resto de módulos y atorníllalos para crear una estructura consistente:

  1. Al módulo centrar se atornillará un módulo inferior del mismo tamaño.
  2. En la parte superior, se colocará el cuadrado de menor tamaño.
  3. Seguidamente se cantearán todos los cantos menos los de la parte trasera.

ensamblar las piezas de una repisa con cuadrados que se cruzan

5º.- Crear la intersección entre cuadrados

El siguiente paso consiste en crear la intersección entre los cuadrados. Para ello, coloca cinta adhesiva de montaje y une las dos piezas que completan el cuadrado superior e inferior.

ensamblar una repisa de cuadrados que se cruzan entre ellos

6º.- Colocar la trasera

Finalmente, se colocará la trasera. Para ello habrá que darle la misma forma que la repisa, recortando la parte sobrante con ayuda de una sierra o serrucho. A continuación, rocía la superficie con spray adhesivo y forra el interior de la trasera con papel pintado. Lo ideal es aprovechar un resto de papel pintado que nos haya sobrado de algún otro trabajo.

Por último, fija la trasera con ayuda de la clavadora.

empapelar la trasera de una repisa

Una vez terminada la repisa, se puede atornillar a la pared o fijarla mediante tiras adhesivas para cuadros si no va a soportar mucho peso como en este caso.

repisa con cuadrados entrelazados

Este tipo de estanterías de pared resultan idóneas para guardar pequeñas colecciones de objetos, como por ejemplo frascos de perfume.

repisa de cubos intersectados

¿Qué te ha parecido esta repisa con cuadrados entrelazados? Sin duda, llamará la atención de tus visitas al mismo tiempo que te servirá como almacenaje para objetos pequeños. Un 2×1 que no puede faltar en tu vivienda ¿te animas a hacerla?

Avatar
Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: