Agujeros de tacos en la pared, grietas que aparecen de la noche a la mañana, desconchones ocasionados por golpes o muebles… existen diferentes causas que pueden dañar las paredes de tu vivienda. Con esta guía aprenderás cómo reparar desperfectos en la pared para que vuelvan a parecer nuevas.

Una vivienda con las paredes interiores sin desperfectos y bien pintadas transmite una buena impresión. Además, resulta imprescindible que antes de pintar se traten los problemas de grietas, desconchones, agujeros, humedades, etc.

No hay que ser un bricolador experto para reparar las paredes de tu vivienda. Con esta guía aprenderás cómo hacerlo y también algún truco de manitas.

Materiales y herramientas

materiales y herramientas para reparar desperfectos en las paredes

Según sea el problema a tratar, se precisarán una serié de materiales y herramientas que podrás encontrar en la siguiente lista:

A través de este enlace podrás acceder a la cesta de la compra de ManoMano en la que se han incluido las herramientas y materiales indicadas.

Cómo reparar los desperfectos en la pared

En primer lugar hay que tener en cuenta que para reparar desperfectos de las paredes interiores de nuestra vivienda debemos emplear yesos, plastes y masillas, pero ¿cuál utilizar en cada caso? Existen diferencias entre ellos que los hacen más adecuados según el problema a tratar:

  • Yeso. Es uno de los más materiales más antiguos empleado en construcción. Para su aplicación se debe mezclar con agua y su tiempo de uso antes de que endurezca es muy corto. Se fija sobre superficies porosas y requiere una imprimación una vez se haya secado, ya que es muy absorbente. Está principalmente indicado para pequeñas reparaciones y para rellenar grandes agujeros o grietas.
  • Plaste. Es un conglomerante de distintos materiales que mejoran la adherencia, elasticidad, resistencia a la humedad, etc. Se puede aplicar sobre superficies no porosas, su tiempo de uso es mayor al del yeso y no absorbe tanta pintura. Estas características hacen que tenga multitud de aplicaciones como relleno de agujeros y grietas, para alisar una pared con gotelé, cubrir los azulejos, etc.
  • Masilla. Consiste en una pasta lista para usar que no contiene yeso y tiene una gran adherencia. Resulta idónea para pequeños agujeros y reparaciones, así como para dar un acabado más liso a la pared.

Reparar agujeros de tacos, golpes y fisuras

Para reparar agujeros de tacos, golpes de pequeño tamaño y fisuras no muy profundas recomendamos que se emplee una masilla. Su aplicación es muy cómoda ya que viene preparada. Además, muchas de ellas tienen un secado rápido que permite el lijado y posterior pintado en unos minutos tras su aplicación.

Si vas a tapar el agujero de un taco, primero habrá que extraerlo. Para ello, puedes atornillar un tornillo o alcayata y tirar de él para poder hacerlo más fácilmente.

A continuación, se rellenará el agujero, golpe o fisura. En el caso de ser un agujero, si no quieres emplear mucha masilla puedes introducir plastilina, arcilla o, incluso, un papel enrollado.

El siguiente paso consistirá en aplicar la masilla con una espátula y esperar el tiempo recomendado por el fabricante. Algunas masillas merman tras el secado, debiendo aplicar una nueva capa una vez haya endurecido la primera.

Finalmente, se alisará la superficie con un taco de lija y se limpiará el polvillo resultante antes de pintar la pared.

cómo reparar agujeros de la pared

En caso de que la pared sea de pladur o cartón yeso, se procederá de la misma forma teniendo en cuenta que la placa exterior suele tener un grosor de 15 milímetros.

Por otra parte, si la pared tiene un acabado al gotelé habrá que utilizar un spray reparador una vez se haya lijado la masilla. También se pueden aprovechar estas reparaciones para librarnos de él, tal y como te explicamos en esta infografía sobre cómo eliminar el gotelé.

Reparar desconchones, grandes superficies y agujeros profundos

Cuando la superficie a reparar es bastante extensa o los desconchones y agujeros son profundos, se recomienda utilizar un plaste. Normalmente tendremos que prepararlo añadiendo agua, si bien también existe en el mercado plastes que ya vienen preparados.

Por otra parte, hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Existen diferentes tipos de plastes según el trabajo que vayamos a realizar (de relleno, de fijación, de acabado…), escoger el adecuado garantizará un buen resultado.
  • Se deben seguir las instrucciones del fabricante a la hora de prepararlo. Un plaste muy aguado puede resultar más fácil de trabajar, pero también es menos resistente. En caso de que le falte agua tenderá a agrietarse y será menos consistente. Además, resulta imprescindible remover hasta conseguir una mezcla homogénea.
  • Su tiempo de uso suele ser entre 30 y 60 minutos, por lo que conviene mezclar solo la cantidad que vayamos a utilizar.
  • Según el tipo de plaste, la capa de aplicación será más o menos gruesa. Es un aspecto que también debemos considerar.
  • Proteger el suelo con un papel y cubrir los muebles con un plástico, evitará el polvo y suciedad que puede producir la aplicación del plaste.
cómo preparar plaste para reparar los desperfectos de la pared

Si el descochón o gran agujero se ha producir sobre una pared de pladur, habrá que cortar la zona dañada e insertar un trozo de capa la cual se adherirá con cinta de fibra de vidrio. Seguidamente se aplicará una masilla de acabado y se lijará la superficie una vez se haya consolidado.

Reparar grietas en paredes

Las grietas pueden producirse debido a múltiples causas: cambios de temperatura, asentamientos, vicios constructivos, etc. Las grietas dinámicas o recurrentes son las que vuelven a aparecer a pesar de haber sido reparadas. Para solucionarlas se deben seguir los siguientes pasos:

  1. Introducir el canto de la espátula y abrir la grieta en forma de «V».
  2. Aplicar en el interior una masilla flexible
  3. Adherir cinta de vidrio una vez se haya secado la masilla
  4. Aplicar una masilla de acabado sobre la cinta de vidrio
  5. Lijar una vez se haya secado la masilla y aplicar la pintura de acabado
cómo reparar grietas de la pared

Otros problemas a la hora de reparar paredes

Otros problemas que pueden afectar tus paredes son:

  • Humedades y moho
  • Restos de papel pintado
  • Pintura mal adherida o descascarillada
  • Arenilla y yeso mal consolidado

En estos casos hay que tener en cuenta que previamente a proceder a la reparación, habrá que resolver el problema inicial, ya sea eliminando el moho o causa de la humedad, aplicando vapor para eliminar los restos de papel pintado, lijando para quitar la pintura mal adherida, etc.

Sea cual sea tu problema, esperamos que esta guía sobre cómo reparar los desperfectos de la pared te ayude y anime a dejarlas como nuevas. ¡Inténtalo y verás como no te arrepientes!

Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: