Parece que falta mucho pero las Fiestas están a la vuelta de la esquina. Así que hoy nos proponemos ofrecerte ideas de regalos de Navidad para disfrutar (aún más) del jardín.

Porque los niños son los Reyes

Los peques son los que más disfrutan de patios, terrazas y jardines. Corren, juegan, y lo aprovechan al máximo mientras dura el buen tiempo. ¿Porqué no instalar en él algunos elementos de juego?

Una arenero cubierto

Con techo, tapa, terraza o de pequeño formato. En ManoMano los encontrarás todos, de varios tamaños y precios, de madera y de plástico para que pasen horas jugando con la tierra.

Columpios, balancines y toboganes para el jardín

Los tenemos en varios tamaños para que los bebés y los más mayores jueguen sin parar. Tenéis columpios, toboganes, camas elásticas, balancines, Eso sí, la seguridad es importante, y por ello os aconsejamos revisar las fichas de cada producto para saber si son necesarios anclajes adicionales.

Deportes en el jardín

Una mesa de ping pong, una portería o una canasta los mantendrá entretenidos mientras practican su deporte favorito. Sin olvidar que también los hay hinchables para la piscina, aunque falta aún mucho para que llegue el calor.

Mesas, casitas y tumbonas para los peques

A los peques les encanta imitar a los mayores, y por ello os proponemos distintas mesas y tumbonas para que disfruten al máximo del jardín. Nuestra selección de casitas les encantará, y pasarán horas en ellas escondidos jugando con sus amigos.

Regalos para pequeños jardineros

Si muestran interés en la jardinería, ¿porqué no hacerles responsables de sus propios cultivos? Son muchos los valores que les puede aportar: paciencia, constancia y organización a la hora de regar, por ejemplo. Hay un buen número de productos adaptados a ellos: mesas de cultivo de poca altura, guantes de jardinería infantiles, regaderas e incluso kits de iniciación con todo lo necesario para empezar un pequeño huerto.

Pequeños detalles de jardinería para el amigo invisible

El año pasado me tocó como “amigo invisible” una persona que siempre me dice que le encantaría cultivar algunas plantas en la cocina. Como el presupuesto era de 10 euros, lo tuve muy claro: estos kits de cultivo de aromáticas y otros de brotes y germinados que además de económicos, son perfectos para la cocina.

Si el presupuesto es un poco más elevado, ¿porqué no intentar con un kit de herramientas o incluso con un Bonsai? Los hay de frutales para que aquellos con poco espacio ya no puedan decir eso de “me encantaría tener un manzano en casa pero no puedo”.

Regalos de Navidad que solucionan problemas

Personalmente, me encanta hacer este tipo de regalos. Y es que en muchas ocasiones, existen productos que solucionan determinados inconvenientes que nos impiden practicar la jardinería como queremos. Pienso por ejemplo en aquellas personas con balcones estrechos donde la colocación de macetas supondría perder el espacio de paso. Para ellos sería perfecto un jardín vertical, en el que podrían cultivar un buen número de plantas.

También es un buen regalo un germinador/propagador eléctrico, que aportará a los semilleros la temperatura adecuada para germinar. No lo dudéis si vivís en una zona fría o queréis adelantar la germinación.

Hace dos o tres años, le regalé a mi madre unas bases con ruedas para sus enormes macetones. Puede que os parezca un regalo tonto, pero os aseguro que los agradeció muchísimo, ya que por su edad, le costaba horrores moverlas para limpiar o para ponerlas a cubierto en caso de lluvias continuadas. Otro regalo que también se agradece son estas estructuras con forma de estanterías para colocar plantas.  Todo lo que permita levantarlas del suelo para facilitar sus cuidados resulta muy útil para personas con movilidad reducida.

Auto-regalos de Navidad, ¿porqué no?

Como Papá Noel y los Reyes tienen que traer regalos para todos los miembros de la familia, ¿porqué no aprovechamos y nos hacemos un autoregalo? Me parece la excusa perfecta para hacernos con algunas de esas cosas que nunca nos viene bien comprar pero que nos encantaría tener. ¿O acaso no nos hemos portado bien durante todo el año?

Pienso por ejemplo en un par de macetas de autoriego que me vendrían de perlas para el salón, una jardinera con pérgola que nunca tengo tiempo de construir o un depósito para recuperar agua de lluvia. También querría un frutal que se llama Mano de Buda pero ese lo voy a poner en la carta a los Reyes que espero que lea cierto despistado que nunca sabe qué regalarme 😉

¿Vais a pedir algo relacionado con la jardinería estas Navidades? ¿Nos lo contáis en los comentarios?

Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: