Las plantas alegran nuestro día a día en cualquier espacio, y el lugar de trabajo no es una excepción. Dicen los expertos que mejoran la productividad y purifican el ambiente pero a nosotros nos encantan porque las adoramos. Te contamos qué plantas elegir para tu comercio o la oficina para que te rodees de verde.

Cómo elegir las plantas para un una oficina o un comercio

El Crotón requiere unos cuidados mínimos y está disponible en distintos tamaños. La forma de las hojas y sus colores cambian de una variedad a otra.

Los factores a tener en cuenta para elegir las plantas más adecuadas, son los mismos que aplicaríamos para ubicarlas en nuestro hogar:

  • Necesidades de luz
  • Necesidades de riego
  • Tamaño de la planta
  • Exposición al calor, al aire acondicionado o a las corrientes de aire.

Plantas que se adaptan bien a condiciones de poca luz o a luz artificial

Aunque ya os hablamos de qué plantas cultivar con poca luz, queremos destacar un par de ellas especialmente: el Crotón y la Zamioculca

Del crotón destacaríamos especialmente el colorido de sus hojas, con tonos que van desde el amarillo hasta el granate pasando por todos los tonos de naranjas, rojos y verdes. Es una planta que se adapta bien a todo tipo de condiciones de interior, aunque agradecerá pulverizaciones regulares durante los meses más calurosos o si el ambiente está muy seco en invierno.

La Zamioculca es una auténtica superviviente, con sus hojas brillantes que eso sí, agradecen una buena limpieza de vez en cuando. No es muy exigente en riego y puede alcanzar un tamaño importante, de hasta 70 cms de alto.

Plantas que precisan poco riego

Seguro que habéis visto Potos colgantes o entutorados en todo tipo de comercios: una prueba más de lo resistente que es.

En un comercio o en una oficina en la que hay varias personas trabajando, es importante determinar quién se va a encargar de regar las plantas, aunque sea una sola vez por semana.

Entre las que menos riego precisan encontraríamos a las Sansevieras, Espada de San Jorge o Lengua de suegra, que se comercializan en distintos tamaños. Los cactus y las crasas en general son ideales por su bajo mantenimiento, aunque requieren una buena iluminación.

Los Potos y los Espatifilos son muy resistentes, y además soportan bastante bien los despistes en el riego: cuando tienen sed, sus hojas languidecen, recuperándose rápidamente cuando las regamos otra vez.

Plantas altas para la oficina

En determinadas ubicaciones puede ser interesante contar con plantas altas o de gran envergadura, que aporten un toque natural. Algunas de las más utilizadas son los Potos, que pueden cultivarse verticalmente utilizando tutores. 

En espacios con bastante luz natural pero sin sol directo, podríamos utilizar una Kentia o una Monstera. No necesitan de muchos cuidados: simplemente un riego regular y un abonado quincenal durante la época de crecimiento.

Las plantas artificiales, una opción a tener en cuenta

Aunque nos encantan las flores y las plantas naturales, en ocaciones es necesario recurrir a las plantas artificiales para decorar un comercio o una oficina. Actualmente, las plantas y flores artificiales están muy bien conseguidas, con texturas que imitan a las naturales y que ya no parecen tan de plástico como antaño. 

Su mantenimiento se limita a una limpieza regular de sus hojas cuando se acumula el polvo y de la maceta o estructura contenedora.

  • Observa la maceta para determinar de qué material está fabricada. Si no puedes separarla de la planta (porque están pegadas), límpiala y protégela con una bolsa de plástico para que no se moje al limpiar las hojas.
  • Si no hay problema para retirar la planta y lo consideras necesario, aprovecha para sustituir el porexpan o la espuma floral verde que la sostiene.
  • Limpia las hojas con un aspirador o un paño seco para eliminar gran parte del polvo. A continuación, utiliza un paño de microfibra humedecido en agua y jabón neutro al que puedes añadirle un chorrito de vinagre para neutralizar los malos olores.
  • Las plantas de pequeño tamaño puede limpiarse bajo la ducha o el grifo del baño. Déjalas secar en un lugar ventilado pero lejos de fuentes de calor o de la luz solar que podría alterar sus colores.
  • Vuelve a montar la planta en su maceta u estructura.

Plantas pequeñas para tener sobre el escritorio

Las Fittonias tienen hojas llenas de color y crecen muy poco en altura. Puedes mantenerlas en la maceta de origen durante mucho tiempo.

Uno de los lugares donde habitualmente se colocan plantas son las mesas de escritorio o los mostradores de los comercios. Si disponéis de poco espacio, ¿porqué no probar con plantas de pequeño tamaño o de crecimiento compacto?

Las violetas africanas tienen unas hojas preciosas incluso cuando no están en flor e incluso las Fittonias se adaptan bien gracias a su poca altura y al tamaño de la maceta. 

Aprovecho para hablaros de una de mis últimas adquisiciones, una Ctenanthe amagris que podéis ver en la siguiente imagen. La tengo al lado mientras escribo y se ha adaptado perfectamente a una mesa de despacho que tiene luz natural durante toda la mañana y artificial por la tarde: aún es verano y tengo que bajar la persiana porque entra el sol directo y es imposible trabajar con tanto calor.

Ctenanthe amagris

Es una planta compacta que no ha dejado de echar nuevas hojas, no mide más de 30 cms de altura y es prima hermana de las Calatheas.
Lo único que le ha pasado (y ha sido por culpa mía), es que las puntas de algunas hojas se han puesto marrones por falta de humedad ambiental. Nada que no pueda solucionarse pulverizándola regularmente o colocándola (como he hecho ahora), sobre un platito con piedras y una buena cantidad de agua que no llega a tocar la base de la maceta.

También os contaré que en más de una ocasión, cuando he trabajado en oficinas o en comercio, me he llevado alguna planta temporalmente para poder disfrutar de su floración. ¿Porqué no hacerlo si en ocasiones pasamos más tiempo fuera de casa que en ella? 

¿Y tú? ¿Nos cuentas qué plantas tienes en tu lugar de trabajo? Nos encantará leer en los comentarios sobre otras variedades y cómo se adaptan a despachos, comercios y oficinas.

Avatar
Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: