Vivir en una zona fría no implica no poder disfrutar de color en tu terraza, balcón o jardín durante el invierno. Hay plantas que resisten bien las bajas temperaturas, así que hoy queremos darte algunas ideas para que el invierno sea un poco más alegre en tu jardín.

Flores que podemos cultivar en zonas frías

Los pensamientos y violas

Los pensamientos y violas on capaces de soportar temperaturas bajo cero, ofreciendo floraciones espectaculares. Para ello, debéis ubicarlas en un espacio a pleno sol y abonarlas regularmente con un abono rico en fósforo y potasio.

En zonas lluviosas, añadid material de drenaje para evitar encharcamientos: no les gusta la humedad permanente en las raíces. Y elegid entre las maravillosas combinaciones de color que nos ofrecen estas dos variedades.

Los cyclamen

Solemos desconocer que los ciclámenes son bulbosas que pueden vivir durante mucho tiempo en nuestras casas. Por delicadas que parezcan, evitad cultivarlas dentro de casa, a no ser que estén en una zona sin calefacción. Lo mejor es situarlas fuera, en un lugar luminoso pero sin sol directo.

En esta época del año, las plantas se preparan para la floración, y es en ese momento en que podremos ayudarlas también (¡cómo no!) con un abono específico para plantas en flor.

Regadlas por inmersión una vez por semana. Para ello, sumergid la planta en un cubo o un macetero de mayor tamaño durante unos 10 minutos aproximadamente. Con esta práctica evitaremos que el bulbo se encharque, lo que podría llevar a su pudrición.

Eliminad las flores marchitas regularmente para favorecer la aparición de flores nuevas. Se cortan fácilmente con los dedos o con una tijeras lo más cerca posible de la base de la planta, eliminando también el tallo.

Las prímulas, matrimonios o primaveras

Blancas, rojas, azules, fucsias, amarillas… las prímulas nos permitirán crear preciosas y coloridas combinaciones.
Podemos ubicarlos a pleno sol o en un lugar muy luminoso, lo que alargará su floración. Eliminad las flores marchitas con regularidad y abonadlas cada quince días aproximadamente.

Evitad cultivarlas en interior, especialmente cerca de la calefacción. Todas las plantas de las que os hemos hablado se desarrollarán mejor en el exterior.

Además, combinan muy bien con las bulbosas de las que os hablamos hace poco, por lo que con un poco de vista, es ideal programar sus siembras y trasplantes a la vez.

El huerto en zonas frías

El invierno suele ser una buena época para trabajar la tierra en zonas con suelos arcillosos. Con la humedad de las lluvias y el rocío, es fácil levantarla a paladas. Dejadla así, amontonada tal cual la levantéis, y añadid algo de paja que empezará a descomponerse.

En primavera la notaréis más suelta, y agradeceréis este trabajo previo que podéis ir realizando a ratitos y con muy poco esfuerzo.

Las variedades de lechuga de invierno (de hoja mucho más gruesa) y las escarolas aguantan hasta -5ºC. Aunque es cierto que con estas temperaturas su crecimiento se ralentiza, agradecerán que las protejáis con una manta térmica. Las coles, berzas y repollos aguantarán muy bien, e incluso se dice que están más ricas si han pasado frío.

Las fresas también resisten el frío: acolchad los bancales o las macetas con algo de paja y disfrutad del cambio de color de sus hojas. Pasarán del verde oscuro al rojo, y en primavera rebrotarán con fuerza, con nuevas hojas formándose en el interior de la roseta.

Si finalmente os habéis decidido por instalar un invernadero, aprovechad los días soleados de invierno para abrir la puerta o las ventanas y renovar el aire.

¿Cómo actuar cuando nieva sobre nuestras plantas?

La gran pregunta es si debemos retirar la nieve de las hojas y ramas de nuestras plantas. La respuesta es complicada, ya que todo depende de la variedad. Por ejemplo, en plantas con ramas «blandas» sería recomendable para evitar que ese sobrepeso pudiera llegar a troncharlas. Pero en otras, la nieve puede llegar a protegerlas de heladas posteriores.

Lo mejor ante estas situaciones es proteger las más delicadas poniéndolas a cubierto, y utilizar mantas térmicas sobre el resto. Os recordamos que las tenéis en forma de bolsa (para árboles y arbustos) y a metros para el resto de plantas.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia con las plantas y el frío? ¿Habéis sufrido bajas alguna vez? Nos gustará leer vuestros comentarios.

Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: