Es habitual no preguntarse si las plantas pueden ser tóxicas hasta ver a una de nuestras mascotas mordisqueándolas. ¿Puede ocasionarles algún problema? ¿Cómo conseguir que las respeten y aprendan a convivir con ellas? Vamos a ver cuáles son las más peligrosas y cómo mantener a tus peludos alejados de ellas.

repelente-perros-plantas

Cómo evitar que tu mascota se coma tus plantas (sean tóxicas o no)

Existen varios motivos por los que un animal puede decidir que mordisquear algunas plantas es una buena idea. Y los más habituales son la curiosidad y el aburrimiento, algo que debería solucionarse educándolos desde pequeños. Los juguetes para perros o para gatos pueden ayudarnos a atraer su interés y a distraer su atención de esas plantas que parecen gustarles y/o atraerles tanto.

También es importante mantener agua fresca a su alcance durante los meses más calurosos del año. A menudo prefieren morder algunas hojas o tallos que beber de un plato donde el agua está caliente. Si te ausentas durante el día, intenta conseguir una fuente para que nunca les falte la hidratación necesaria, y colócala en una zona a la sombra o en el interior de su caseta.

El olfato de perros o gatos está mucho más desarrollado que el nuestro, y no les gusta determinados olores. Esta es la base de determinados productos repelentes para perros y gatos, que se presentan en formato spray y que se aplican alrededor de las zonas a proteger. Están formulados a base de plantas y resultan totalmente inocuos para ellos, así que puedes utilizarlos con tranquilidad.

Algunos remedios caseros se basan en la utilización de productos que se suelen encontrar en el hogar: vinagre, canela, romero, cáscaras de cítricos, café molido, etc. Evita el uso de pimienta o cayena que podría afectar sus ojos y mucosas.

Las 10 plantas tóxicas para mascotas más comunes en el hogar

calas-plantas-toxicas-animales
Las calas y lirios llenan de color nuestros jardines y terrazas, pero también resultan tóxicas para las mascotas.

La mayoría de plantas del hogar pueden resultar perjudiciales para perros y gatos, aunque con distintos niveles de toxicidad. Si vas a traer un cachorro a casa, intenta mantenerles alejados de ellas durante sus primeros meses de vida, ya que suelen mordisquear cualquier cosa que alivie las molestias ocasionadas por la aparición de los dientes

Puedes utilizar estanterías para plantas buscando una distribución que les impida trepar hasta ella o alcanzarlas desde el suelo. Las macetas colgantes son ideales por ese motivo, así como el uso de mallas plásticas con las que puedes rodear las plantas y que no suelen trepar porque les provoca sensación de inestabilidad. Si sales con ellos al patio, terraza o jardín, ten siempre a mano uno de sus juguetes para conseguir llamar su atención y distraerlo si es necesario.

Respecto a tus plantas, es interesante utilizar etiquetas para plantas y escribir sus nombres científicos para poder identificarlas rápidamente. Puedes realizar una búsqueda en Internet para conocer su grado de toxicidad e informar a tu veterinario de las plantas que puede haber ingerido si observas irritaciones en piel o mucosas, náuseas, vómitos o diarreas, arritmias o convulsiones.

Como verás a continuación, no todas las plantas resultan igual de tóxicas, y en ocasiones, sólo lo son sus frutos o sus raíces. Estas que te ofrecemos a continuación son algunas de las más comunes:

Azalea

azalea-planta-toxica-animales

La ingestión de flores, ramas u hojas de Azalea (Rhododendron) puede afectar a su sistema circulatorio, nervioso y digestivo. El diagnóstico puede ser fatal, por lo que ante la menor sospecha de que puede haberla ingerido, corre hacia el veterinario.

Bulbosas: amarilis, jacintos, liliums, narcisos y tulipanes 

bulbos-toxicos-animales-plantas-toxicas

La mayoría de plantas bulbosas son tóxicas si se ingiere el bulbo. Como queda debajo de la tierra, tu mascota debe haberlo desenterrado hasta llegar a él. Provoca vómitos, diarreas y el desenlace también puede ser fatal en función del tamaño del perro o el gato. 

Ciclamen

ciclamen-plantas-toxica-animales

Otra planta bulbosa que contiene una sustancia llamada ciclamina. Provoca arritmias, convulsiones, vómitos y diarreas, llegando incluso a provocar la muerte en función de la cantidad ingerida.

Costilla de Adán o Monstera deliciosa

Monstera deliciosa y Monstera adansonii

Sí, nuestra querida Monstera deliciosa también puede provocar serios problemas en nuestras mascotas debido a los cristales de oxalato de calcio que contiene toda la planta. Prestad atención especialmente si tenéis gatos a los que tanto gusta juguetear con cualquier cosa que cuelgue.

Hiedra

hiedra-planta-toxica-animales

Cuidado con las hiedras porque ocasionan irritaciones y erupciones por el simple hecho de tocar sus hojas. Si la cultivas en exterior, enséñale a tu perro que no es buena idea orinar cerca de ella, y en interior utiliza macetas colgantes que queden fuera del alcance de los gatos. 

Hortensia

hortensia-planta-toxica-animales

La ingesta de sus hojas o sus flores provoca problemas digestivos que suelen empezar con vómitos y diarreas, seguidos de molestias abdominales y falta de coordinación.

Kalanchoe

kalanchoe-planta-toxica-animal

Esta planta crasa (en cualquiera de sus variedades), afecta al sistema nervioso de las mascotas que la ingieren, provocando temblores, vómitos y diarreas.

Poto

potos-toxico-animales

Las hojas de los Potos más comunes (Epipremnum aureus) así como otras plantas de la misma familia contienen unos cristales de oxalato de calcio que provocan irritaciones e inflamaciones en su boca. Su efecto es inmediato.

Poinsettia o Planta de Navidad

La hermosa planta de Navidad (Euphorbia pulcherrima) es tóxica tanto si se ingieren sus hojas como sus tallos (que contienen una savia lechosa). Puede afectar su vista y su aparato digestivo.

¿Has tenido algún problema con alguna planta tóxica para tus mascotas? Esperamos que no sea así y que el contenido de este artículo te permita tomar precauciones respecto al comportamiento de tus peludos con tus queridas plantas.

Avatar
Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: