A todos nos gusta disfrutar de privacidad en nuestro espacio exterior, a salvo de miradas indiscretas o de unas vistas poco agradables. Aquí van algunas ideas para formar una barrera vegetal con un buen número de plantas y estructuras para disfrutar de nuestra jungla exterior en solitario, en familia o con amigos.

Plantas para tapar a los vecinos

Las condiciones en las que crearemos nuestro muro vegetal dependerá en gran medida del tamaño de nuestro balcón, terraza o jardín. El bambú, por ejemplo, es una planta estupenda para conseguir privacidad, pero al crecer podría robar espacio útil en un balcón de pequeño tamaño. 

Boj

Es una planta de bajo mantenimiento y de hoja perenne (que no pierde el follaje). Por ello, es ideal para aquellas zonas en las que el clima permite disfrutar del exterior durante muchos meses. 
Puede cultivarse a pleno sol y en semi-sombra y además resiste temperaturas bajo cero durante el invierno.

Bambú

De crecimiento muy rápido, es una planta resistente como pocas, aguantando sin problemas el sol directo del verano y las bajas temperaturas del invierno. Sus hojas empiezan a brotar desde la base, por lo que es ideal para formar separadores o murallas vegetales de gran altura. Se adapta al cultivo en macetas o jardineras, aunque su altura y crecimiento se verá limitado al espacio disponible: cuanto más grande sea la jardinera, más alta crecerá. 

Cola de caballo

cola-de-caballo

La cola de caballo ornamental (Equisetum hyemale), es ideal para delimitar espacios o darle un aspecto zen a nuestro exterior. Se adapta al cultivo a pleno sol o en semi-sombra y necesita riegos frecuentes, especialmente en verano. 

Setos

No podemos dejar de mencionar las plantas que se utilizan para formar setos, aunque lo habitual sea cultivarlos en el suelo. El laurel cerezo tiene unas hojas suaves y redondeadas, siendo quizá el menos áspero al tacto de todas las variedades. Las tuyas son mucho más frondosas, y tienen un buen crecimiento en altura. Todas ellas pueden cultivarse en macetas o jardineras de gran capacidad para conseguir la opacidad deseada.

Plantas trepadoras

Todas las plantas trepadoras forman un tapiz más o menos tupido con el que conseguir privacidad. Eso sí, algunas pierden sus hojas en otoño, por lo que debemos tenerlo presente si necesitamos mantener la ocultación durante los últimos meses del año y hasta la llegada de la primavera.

Jazmín

Además de ofrecer la ocultación deseada, disfrutaremos del maravilloso olor del jazmín durante todo el verano. Es una planta rústica, que puede cultivarse en semisombra y a pleno sol si ya está establecida. Cuidado pues si realizáis el trasplante en pleno verano a un exterior con una gran insolación.

Buganvilla

Este arbusto se adapta al cultivo en jardineras y macetas de gran tamaño y requiere de podas regulares para poder guiar su crecimiento hacia donde nos interese. Si el espacio te permite cultivarla en un buen macetón, no lo dudes. En verano su floración es absolutamente espectacular, y llenará de color tu terraza o tu balcón.

Hiedra

hiedra-terraza

Si recibes poco sol directo en tu balcón o tu terraza, la hiedra crecerá sin problemas. Puedes guiar sus tallos para que se enreden en la barandilla o cultivarla como colgante en macetas o jardineras. Poco a poco conseguirás que se forme un tapiz espeso con el que conseguirás mantener tu terraza a salvo de miradas indiscretas. Eso sí, debemos advertirte que tanto sus hojas como sus bayas pueden resultar tóxicas si se ingieren. Algo a tener en cuenta si tienes peques en casa o animales domésticos.

Ganar privacidad gracias a macetas, jardineras y estructuras verticales

En terrazas de buen tamaño podemos jugar con macetas y jardineras altas para crear divisiones y ganar algo más de altura para nuestras plantas y ocultación. En ManoMano tienen una gran variedad de modelos.

1. Jardinera de gaviones de acero galvanizado, 37,99€ – 2. Jardinera de jardín con enrejado madera de acacia, 69,99€, 3. Jardinera de madera, 67,99€

Las macetas apilables y jardines verticales también permiten ganar bastante privacidad si las colocamos en lugares estratégicos o colgados de las barandillas. Podemos cultivar flores, helechos, aromáticas y hortalizas de pequeño tamaño en función de la cantidad de sol que reciban.

Aparte de las plantas, las macetas, jardineras y estructuras de cultivo también pueden ayudarnos a ganar algo de privacidad.
Por ejemplo, en un balcón con barandillas, podemos cultivar todo tipo de plantas situando unas jardineras en el suelo y otras colgadas de la propia barandilla. Será necesario conocer el comportamiento de cada una de ellas para conseguir la ocultación deseada, pero ello nos permitirá cultivar elegir entre una mayor variedad de plantas.

Para acabar, no debemos olvidar que algunas plantas tardarán algo de tiempo en crecer, por lo que su capacidad de ocultación no será inmediata. Por ello, podemos recurrir a otras soluciones más convencionales para ganar privacidad en nuestras terrazas y balcones, como son las mallas o cañizos de ocultación, los toldos laterales retráctiles e incluso los estor enrollables que podemos desplegar y recoger a placer.

¿Y tú? ¿Nos cuentas cómo has solucionado lo de la privacidad en tu terraza o tu balcón? Nos encantará leerlo en los comentarios del blog o en nuestras redes sociales.

Avatar
Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: