Es tan interesante conocer las plantas que pueden ser beneficiosas para tus mascotas como las que no lo son. Podemos incluirlas en su alimentación, utilizarlas como remedio medicinal o como decoración de interior y exterior sin miedo a que las mordisqueen. 

Plantas pet-friendly

Cuando nos gustan las plantas y tenemos mascotas en casa, solemos preocuparnos por aquellas que pueden causarles algún mal si se alimentan de ellas. Pero solemos olvidarnos de aquellas plantas que pueden aportarles algún tipo de beneficio, ya sea como parte de su alimentación o como remedio casero y medicinal para afecciones comunes.

Algunas plantas beneficiosas para mascotas que puedes cultivar para incluir en la alimentación de tus animales son:

Hierba para gatos: utiliza una maceta o una jardinera para sembrar o trasplantar hierba gatera (también llamada Catnip o por su nombre científico, Nepeta cataria). A la mayoría de los gatos les encanta su olor, y la mordisquean continuamente, provocando distintos efectos sobre ellos, que pueden variar entre la relajación y la excitación. Tardará muy poco en crecer si la cultivas en el exterior y a pleno sol.
Para favorecer la expulsión de bolas de pelo, cultiva Dactylis glomerata, una gramínea que también les atraerá y les ayudará a purgarse.

Plantas para conejos: las coles forrajeras crecen rápidamente, y en lugar de acogollarse, forman hojas nuevas que podemos ir cosechando durante mucho tiempo. Corta siempre las más grandes que estarán en la base de la planta y deja que siga creciendo para mantenerla viva durante bastantes meses. A tu conejo le encantarán.

Festuca y la alfalfa para perros, pájaros y roedores: mejoran la digestión gracias a la fibra que contienen y aportan multitud de nutrientes. No precisan de mucho espacio para crecer y por ello se adaptan bien al cultivo en macetas, jardineras y mesas de huerto urbano.
Siémbralas en el exterior y a pleno sol, y resiémbralas siempre que lo necesites. Prueba a mezclarlas con su comida o deja que las prueben tal cual las cortes.

Plantas medicinales para mascotas

Ante todo, debemos advertir que nunca se debe administrar una planta medicinal a una mascota sin la supervisión de un veterinario. Que provenga de la naturaleza no significa que sea inocua: sus principios activos podrían interferir en la acción de otros fármacos que pueda estar tomando tu perro o tu gato, y además podría ser necesario adecuar la dosis al peso del animal.

  • Para regenerar rápidamente la piel después de curar pequeñas heridas o inflamaciones cutáneas, puedes utilizar el jugo del aloe vera. Corta parte de una de las hojas más grandes de tu planta, elimina la parte verde y quédate únicamente con el gel que forma su interior. Aplícalo únicamente sobre la zona a tratar.
  • La valeriana también puede utilizarse para calmar a tu mascota o inducirle un sueño más reposado. Prepara una infusión de esta planta aromática y medicinal y mézclala con el agua de su bebedero.
  • La infusión de manzanilla puede utilizarse para realizar limpiezas oculares y para tratar problemas estomacales, provocados por indigestión o vómitos. 

Recuerda consultar con tu veterinario antes de utilizar alguno de estos remedios por si pudiera tener algún tipo de contra-indicación para tu mascota.

Plantas no tóxicas para animales

Es bastante sencillo encontrar listados de plantas no tóxicas para mascotas, pero lamentablemente, estas publicaciones no suelen ser exhaustivas. Nuestro mejor consejo es que busques el nombre de la planta en Internet, añadiendo la palabra tóxico y el tipo de animal que te preocupa.

De todos modos, hay un buen número de plantas de las que sabemos que no son tóxicas, y entre ellas se encuentran muchas de las que son tendencia en estos momentos, como los Helechos, la Pilea peperomioides, las Calatheas o las Marantas.

Recuerda que la toxicidad de las plantas depende de la parte que ingieran: en algunas, las flores o las hojas pueden ser perfectamente seguras y comestibles porque la parte tóxica está en los frutos, semillas o bulbos. Ante la duda, pregúntale a tu veterinario.

Plantas tóxicas para mascotasPlantas no tóxicas para mascotas
Adelfa
Amarilis
Azalea
Ciclamen
Crotón
Difenbachia
Costilla de Adán
FilodendroHiedra
Ranúnculo
Albahaca
Bambú
Calathea
Helecho
Orquídeas
Romero
Rosas
Salvia
Suculentas

Acabamos, como siempre, con una reflexión: solo tú conoces el comportamiento habitual de tu mascota y el espacio disponible en tu hogar para mantener las plantas potencialmente tóxicas lejos de su alcance. Antes de renunciar a una planta que te encanta, plantéate utilizar soportes elevados, macetas colgantes o estanterías para poder disfrutar de aquellas que podrían provocarles problemas si las ingieren.

¿Nos cuentas qué plantas beneficiosas utilizas para alimentar o curar a tus mascotas? Nos encantará seguir aprendiendo con tus aportaciones en los comentarios.

Avatar
Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario