El blog de ManoMano.es

Qué plantar en abril

Llegó la primavera y el mes de abril. Desde ManoMano queremos explicarte qué puedes plantar en tu huerto o jardín.
,

¡Por fin llegó la primavera! Y con ella, el buen tiempo y las ganas de disfrutar de nuestros patios, terrazas y balcones.
A los que nos gustan las plantas, eso significa llenarlas de flores y, por ello, os ofrecemos algunos consejos sobre qué podemos plantar el mes de abril.

Semillas o plantas, ¿qué elegir?

A menudo nos preguntáis qué es mejor para empezar, y la respuesta es fácil: comprad plantas, os ahorraréis muchísimo trabajo y tiempo. Os permitirá llenar de color vuestras macetas y jardineras de manera inmediata, y disfrutar de su floración durante mucho tiempo.

Esto no significa que no nos guste hacer semilleros, ¡al contrario! En muchas ocasiones es el único modo de conseguir determinadas plantas o variedades hortícolas que no se comercializan habitualmente.

¿Qué plantas crecerán mejor en mi casa?

Esa es la pregunta del millón, porque todo dependerá de la luz o sol directo que reciban y del espacio disponible para crecer. Por ello, os recomendamos conocer las necesidades de cada variedad antes de comprarla. No hay nada más triste que ver como una planta que debería crecer a pleno sol, languidece en una ventana poco iluminada. Aunque si es el caso, en este artículo puedes conocer qué plantas cultivar con poca luz.

Para espacios a pleno sol os recomendamos los geranios, claveles, rosales, gazanias, lantanas, petunias, tagetes, verbenas y zinnias que además están disponibles en un montón de colores.

Os animamos a probar con alguna de las que no habéis cultivado nunca porque probablemente os sorprenderán agradablemente. El año pasado disfruté de una portulaca que me regalaron. Sus cuidados fueron mínimos y su floración se alargó durante mucho más tiempo del que esperaba.

En interior nos inclinamos por los anthurium, las kentias, dieffenbachia, las sansevieras o los troncos de Brasil. No todas necesitan enormes macetas, así que si además el espacio es limitado, ¿por qué no probáis con una guzmania o una tillandsia?

Qué plantar en el huerto en abril

Ya podemos empezar a trasplantar la mayoría de plantas del huerto de verano: tomates, pimientos, calabazas y calabacines, pepinos y berenjenas, además de fresas y otros frutos rojos como frambuesas, arándanos, grosellas y moras.

En este caso, el consejo es el mismo que para las plantas ornamentales: elegidlas en función de la cantidad de sol que recibirán y del espacio disponible. Una tomatera, por ejemplo, precisa de una maceta de 20 litros como mínimo, por lo que es un absurdo plantar tres en una jardinera de balcón.

Hay varias hortalizas “comodín” que podemos plantar en casi cualquier rincón, como las cebollas o las lechugas. Necesitan muy poco espacio, poco volumen de tierra y por eso las recomendamos si dispones de un pequeño balcón en el que sólo caben un par de jardineras.

En cambio, si estás planificando qué plantar en una mesa de cultivo, déjalas para el final de la lista. Es mucho más importante dejar espacio para las plantas que necesitan de más volumen de tierra, (como los pimientos, los tomates, las berenjenas y los calabacines). Trasplántalas primero y coloca las lechugas en medio, porque su crecimiento es mucho más rápido. En cuanto empiecen a formarse las primeras flores de los tomates, las lechugas ya estarán listas para cosechar.

Las tareas del mes de abril

  • Añade abono a tus plantas. Así les aportarás todos los nutrientes que necesitan ahora que empezarán a crecer.
  • Si te gustan los bulbos, ya puedes arrancar los que sembramos en otoño (narcisos, jacintos y tulipanes) para sembrar los de primavera (amarilis, calas, azucenas, gladiolos, dalias y cañas de indias)
  • Trasplanta las plantas de interior a macetas más grandes si es posible, o añádeles algo de abono. Puede que necesiten además un cambio de ubicación ahora que el sol empieza a calentar más.
  • Es momento de escarificar el césped y añadir abono para estimular su crecimiento. En cuanto empiece a crecer a buen ritmo, podrás segarlo semanalmente.
  • Recuerda ir aumentando la frecuencia del riego en la mayoría de las plantas conforme vayan subiendo las temperaturas.
  • Es normal que empiecen a aparecer algunas de las plagas más habituales como el pulgón o la mosca blanca. ¡Para ellas también es primavera! Revisa el envés de las hojas y los brotes nuevos porque ahí es donde suelen esconderse, y utiliza un insecticida específico.

Esperamos que estos consejos os sean de ayuda y disfrutéis de una primavera llena de flores. ¿Nos contáis cuáles son vuestras preferidas?

Responder

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: