Los muebles de melamina son prácticos y económicos, pero con el paso del tiempo su color puede degradarse o cansarnos el acabado de imitación madera. Si todavía quieres sacarle partido y darle una segunda oportunidad, no te pierdas este tutorial sobre cómo pintar la melamina para obtener un resultado profesional.

Actualmente, gran parte de los muebles se construyen con tableros de densidad media (DM o MDF). Este tipo de tableros se fabrican a partir de fibras de maderas y resinas sintéticas comprimidas. Además, para proporcionales un acabado más atractivo, libre de poros y resistente al desgaste, se revisten con láminas de melamina recubiertas de resinas plásticas.

Una de las principales ventajas de los muebles de melamina es que podemos encontrar multitud de diseños, texturas y colores. Prueba de ello son proyectos como el tocador de melamina y la librería de cuadrados entrelazados que podrás encontrar en este blog.

tocador de maquillaje DIY

Sin embargo, al igual que los muebles de madera, la melamina también puede desgastarse con el uso diario o sufrir alteraciones de color. En estos casos, la pintura es un gran aliado que te permitirá darle una nueva vida o renovar tus viejos muebles de melamina.

Materiales y herramientas para pintar la melamina

En general, los materiales necesarios para pintar la melamina se clasifican entre los que se emplearán para la preparación, pintado y acabado del mueble o superficie. No siempre utilizaremos todos los que se indican a continuación, sino que dependerá del uso del mueble, tipo de pintura, etc.

Preparación:

Pintado:

Acabado:

A través de este enlace podrás acceder a la cesta de la compra de ManoMano en la que se han incluido las herramientas y materiales indicadas.

Cómo pintar la melamina paso a paso

La melamina es una superficie no porosa que requiere de sigamos una serie de pasos para obtener un acabado duradero a la hora de pintarla.

1º.- Preparación del mueble de melamina

La preparación previa del mueble facilitará una buena adherencia de la pintura. Por este motivo, es un paso en el que debemos prestar especial atención. Los pasos que se seguirán son los siguientes:

  1. Limpiar con un producto que no sea jabonoso o que contenga ceras, ya que resulta imprescindible que el mueble esté limpio de polvo y suciedad para asegurarnos una buena adherencia de la pintura.
  2. Reparar desperfectos como arañazos o desconchones. Para ello se empleará masilla para madera que aplicaremos con una espátula. Una vez haya endurecido, se lijará para igualar la superficie.
  3. Lijar la superficie con una lijadora o con un taco de lija de grano medio. No es necesario emplear demasiada energía en ello, simplemente se trata de desgastar un poco la superficie para obtener un mejor agarre. A continuación, se limpiará el polvillo del lijado con un trapo.
  4. Proteger el suelo o superficie sobre la que vayamos a trabajar para evitar mancharla con salpicaduras o goterones de pintura.

Cabe destacar que algunas pinturas y esmaltes como la pintura a la tiza o chalk paint se pueden aplicar sin necesidad de lijar. Sin embargo, sobre superficies muy brillantes o encimeras de cocina de melamina, resulta recomendable lijar previamente, ya que es la mejor forma de asegurarnos un buen agarre.

preparar antes de pintar

2º.- Pintar un mueble de melamina

A la hora de pintar un mueble de melamina existen una serie de aspectos que debemos valorar, como son:

  • Tipo de mueble y el uso que se le va a dar. No es lo mismo pintar una cómoda, que una mesa o las puertas de los armarios de la cocina. En el caso de la mesa habrá que tener en cuenta que la pintura debe ser la adecuada para un uso intensivo. Por otra parte, para pintar las puertas de los armarios de la cocina, se ha de emplear una pintura antimanchas.
  • Forma y volumen del mueble, ya que influirá en el formato de la pintura. Por ejemplo, para un mueble con superficies curvas y muchos rincones será más apropiado un formato de pintura en spray o una aplicación con pistola. Por otra parte, debemos retirar bisagras y herrajes para trabajar de forma más cómoda.
  • Color base y el de acabado, ya que no es lo mismo pintar un mueble oscuro de color blanco, que viceversa.
  • Acabado de la pintura que puede ser mate, satinado, brillante o con efectos como pátinas.

Teniendo en cuenta estas consideraciones previas, los pasos a seguir serán elegir el tipo de brocha o rodillo, aplicar imprimación y pintar.

Tipo de brocha o rodillo

A la hora de elegir la brocha o paletina se debe tener en cuenta que las de pelo natural son las más adecuadas para pinturas sintéticas, mientras que las de pelo sintético lo son para pinturas al agua.

Normalmente, se empleará la brocha para pintar los rincones y lugares de difícil acceso, ya que con el rodillo se consigue extender la pintura de una manera más uniforme.

Para obtener un acabado extrafino y sin marcas, se recomiendan los rodillos de microfibra, de esponja de poro cero o los rodillos teflonados.

Además, será necesario el uso de una cubeta para quitar el exceso de pintura en el rodillo y dar capas finas de imprimación o pintura.

útiles para pintar

Aplicar imprimación

En primer lugar se aplicará una imprimación. La imprimación es un recubrimiento previo que facilitará la adherencia de la pintura sobre superficies porosas y no porosas como la melamina.

Actualmente, existen pinturas que no requieren de una imprimación previa, pero nosotros la recomendamos cuando el mueble vaya a tener un uso intensivo. También cuando la base tenga un motivo estampado o el cambio de color vaya a ser muy diferente (de negro a blanco, por ejemplo). En estos casos la imprimación proporcionará una base que unificará y contribuirá a resaltar el color de la pintura.

Lo más recomendable es dar un par de capas con brocha o rodillo, dejando el tiempo de secado recomendado por el fabricante y lijando entre capa y capa.

Pintar la melamina

Existen en el mercado una amplia gama de pinturas para pintar la melamina: esmaltes sintéticos y acrílicos, pintura a la tiza, pinturas decorativas con efectos, epóxicas…

Lo más habitual para pintar muebles de melamina es emplear esmaltes y la pintura a la tiza o chalk paint. Los primeros son resistentes y duraderos, mientras que la segunda resulta idónea para proporcionarle un efecto vintage a nuestros muebles.

Por otra parte, en el caso de que tengamos que pintar una encimera de cocina o una superficie sujeta a desgaste, se recomienda emplear una pintura epóxica o especialmente indicada para un uso intensivo.

La aplicación de la pintura es como la de la imprimación, habrá que dar un par de capas lijando entre ellas y esperar el tiempo recomendado por el fabricante para que la pintura adquiera una correcta dureza y adherencia.

pintar melamina

3º.- Proporcionarle un acabado profesional

Para proporcionarle un acabado profesional a nuestro mueble se lijará la última capa con una lija de agua siguiendo estos pasos:

  1. Humedecer la superficie con un rociador
  2. Realizar movimientos circulares con una hoja de lija de grano muy fino (500 o superior)
  3. Secar el exceso de humedad con un trapo

De esta forma, se eliminarán las marcas de brocha o rodillo y le proporcionaremos un acabado lacado.

Por otra parte, según el tipo de pintura o uso que le vayamos a dar al mueble, a veces será necesario aplicar un barniz para proporcionarle protección extra frente a los roces y al desgaste. Además, también puedes crear pátinas y efectos con ceras para proporcionarle más personalidad.

aplicar cera como acabado

Consejos para pintar tus muebles

Por último, estos consejos te serán útiles tanto para pintar tus muebles ya sean de melamina u otro material:

  • Antes de pintar haz una prueba en una parte del mueble poco visible para visualizar mejor el color una vez aplicado y rectificar fácilmente si no te gusta.
  • Aprovecha el cambio para renovar también los tiradores, pomos y patas, en su caso.
  • Guarda en un tarro de vidrio los herrajes y tornillos y tenerlos localizables para cuando los vuelvas a colocar.
  • Decapa las viejas capas de pintura si vas a volver a pintar un mueble que ya ha sido pintado. De esta manera evitarás engrosar demasiado la superficie.
  • A la hora de renovar el aspecto de un mueble, no todo es pintar. Dale rienda suelta a tu creatividad y combina pintura y papel o tela para proporcionarle personalidad.
cómo pintar muebles de melamina

Esperamos que esta guía práctica sobre cómo pintar la melamina haya resuelto tus dudas y te anime a renovar y cambiar el aspecto de tu mobiliario.

Avatar
Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

1 Comentario

  1. Avatar

    Hola, hace un mes aproximadamente que he pintado un armario de melamina, y aunque el resultado es más que aceptable, no estoy conforme al 100%.
    Lo he pintado con chalk Paint y me han quedado aguas del rodillo, que de frente no se notan pero si miras de forma lateral si que se ven, yo pensaba que está pintura quedaba uniforme, y no ha sido mi caso, he tenido que hacer muchos repasos para que el resultado fuera bueno.
    Y la verdad estaba muy animada con el hecho de cambiar varios muebles antiguos pero el resultado final me ha frenado.
    Que he podido hacer mal????

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: