Si ya has probado mil fórmulas fallidas para organizar tu vivienda o no te convencen los métodos de moda, no puedes perderte esta guía para ordenar tu casa. Su principal ventaja es que podrás adaptarla a tu espacio, independientemente de sus dimensiones y del tamaño de tu familia.

A la hora de ordenar tu casa resulta imprescindible tomar conciencia del espacio del que dispones y optimizarlo al máximo. De hecho, el desorden suele ser el resultado de acumular objetos que no necesitas junto con otros que no están bien organizados.

Con esta guía práctica no solo queremos ayudarte a resolver tus problemas de desorden, sino también proporcionarte las claves para que no se vuelvan a producir.

Organizar los armarios en 5 pasos

Un armario se define como un «mueble cerrado con puertas» y podemos encontrarlo habitualmente en el dormitorio, cocina, baño, recibidor… Además son los reyes del almacenaje, aunque para sacarles el máximo partido resulta primordial mantenerlos organizados. Con estos 5 pasos lo lograrás fácilmente.

1º. Vaciar

En primer lugar habrá que vaciar totalmente el armario, aunque esté medianamente ordenado. Este paso es imprescindible para:

  • Tomar conciencia de lo que hemos guardado en cada uno de sus rincones
  • Ver su distribución interna y optimizarla o adaptarla a nuestras necesidades ya que pueden variar con el paso del tiempo
vaciar el armario para ordenar tu casa

2º. Clasificar

Una vez tengamos el armario totalmente vacío, empezaremos a clasificar los objetos que había en su interior por categorías. Este paso resulta muy útil para detectar objetos que no están en su ubicación lógica porque ya no quedaba espacio para ellos.

También nos ayudará a descubrir si tenemos objetos duplicados o que cumplen una misma función, así como los que ya no utilizamos.

clasificar todos tus objetos para organizarlos

3º. Eliminar

Uno de los pasos que más nos cuesta dar a la hora de ordenar los armarios, es deshacernos de lo que ya no utilizamos. Sin embargo, es de los más importantes. No te engañes, si has olvidado que existía o si hace años que no lo utilizas ¡no lo vas a hacer ahora! No lo sigas guardando, puedes regalarlo, venderlo, llevarlo al ecoparque…

Por otra parte, también está el vínculo emocional que nos une a ciertos objetos (recuerdos familiares, de infancia, viajes, etc.). En nuestro corazón el espacio es inmenso para albergarlos todos, pero nuestra vivienda tan solo tiene unos metros. Por este motivo, no nos queda más remedio que ser muy selectivos con los objetos a los que nos sentimos unidos emocionalmente.

reciclar y eliminar para organizar tu vivienda

4º. Reorganizar

Después de eliminar lo que ya no necesitas habrás conseguido liberar el espacio suficiente para poder guardar todo de forma mucho más organizada. Para ello, aconsejamos:

  • Situar en las zonas menos accesibles del armario (altillos, fondo, laterales…), lo que menos se utiliza.
  • Colocar etiquetas identificativas en las cajas indicando su contenido. También resulta de utilidad adherir una lista en el interior de las puertas de los armarios.
  • Dejar libre un 80% del armario para poder guardar más objetos o hacerlo de forma holgada.
  • Colocar baldas a diferentes alturas o cajas hechas a medida para no tener huecos desaprovechados.
hacer una caja de madera a medida para organizar tu hogar

5º. Mantener

Mantener no significa volver a ejecutar los 4 pasos anteriores cada cierto tiempo, sino evitar que se vuelva a producir el desorden. Para ello, es importante que sigamos estas pautas:

  • No comprar por impulso, porque es una ganga o porque lo tienen todos. Antes de hacerlo preguntarse ¿lo necesito? ¿Lo voy a utilizar? ¿Sustituye a algo que ya tengo pero que está desgastado, obsoleto o no funciona?
  • Cuando sea muy similar o sustituya a un objeto, no mantener los dos. Una vez pasado un tiempo prudencial de prueba, habrá que eliminar el antiguo o devolver el nuevo si no cumple su función.
  • Guardar siempre cada objeto en su ubicación lógica una vez lo hayamos utilizado. Para crear un hábito hay que ponerlo en práctica, así que si lo dejamos en cualquier rincón después de utilizarlo en poco tiempo volverá el desorden.

Enfrentarse al cambio de temporada

Los cambios de temporada son un momento idóneo para ordenar tu casa, hacer limpieza de armario y deshacernos de toda aquella ropa y accesorios que no utilizamos.

Los motivos que nos llevan a acumular ropa que no utilizamos son diversos:

  • Algo que compramos porque era una ganga, pero que apenas hemos utilizado porque no ha surgido la ocasión o ya no nos gusta.
  • Prendas y accesorios caros que no hemos amortizado porque apenas los hemos utilizado.
  • Ropa que nos está pequeña o grande y se queda en la «reserva».
  • Prendas que están olvidadas en una caja o en el rincón del armario.

En cualquiera de estos casos, hay que plantearse para qué sirve tener un armario abarrotado de ropa si tan solo utilizas la mitad (o menos). Una buena solución para terminar con el problema es aplicar el siguiente razonamiento.

Conservar si…

  • Lo usaste la temporada anterior
  • Es de tu talla actual
  • Combina con otras 3 prendas que ya tengas
  • Es de tu estilo y te queda bien

Eliminar si…

  • No es de tu talla y no lo vas a arreglar
  • La calidad no es buena o denota el desgaste
  • Apenas combina con lo que ya tienes o no tienes oportunidades para ponértelo
  • No forma parte de tu fondo de armario
hacer limpieza de armario para ordenar tu casa

Aprovechar cada rincón

Los armarios no son lo únicos espacios de almacenaje de una vivienda. En general, se puede aprovechar cada rincón para convertirlo en un espacio extra para ordenar tu casa.

Huecos entre muebles, el espacio sobre los marcos de las puertas, debajo de la cama… Son solo algunos de los rincones que puedes aprovechar. Para sacarles el mayor partido, primero piensa qué puedes guardar en ellos. De poco sirve colocar baldas en un hueco si no va a caber nada, mejor buscar otra opción alternativa (colgador, cajones…).

En ocasiones, tendrás que buscar una solución a medida para aprovechar al máximo el espacio. Si lo haces tú, te resultará más económica. Por ejemplo:

muebles que puedes hacer tú mismo para ordenar tu casa

Esperamos que esta guía para ordenar tu casa te ayude a terminar con el desorden. Tan solo tienes que marcártelo como propósito, ponerte manos a la obra para poner en práctica nuestros consejos y crear el hábito de ser ordenado ¿aceptas el reto?

Avatar
Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: