El blog de ManoMano.es

Cómo hacer una mesa de escritorio giratoria con una puerta vieja

Si crees que no se le puede sacar partido a una puerta vieja y deteriorada, no te pierdas este tutorial. Te sorprenderá comprobar que no solo es posible aprovecharla, sino que además lo harás de una forma muy original. Para ello, tan solo debes seguir nuestras indicaciones sobre cómo hacer una mesa de escritorio giratoria con una puerta vieja.

En muchas ocasiones, se abandonan muebles u objetos deteriorados o dañados porque se cree que ya no se pueden aprovechar. Sin embargo, con los materiales y herramientas adecuados, es posible recuperarlos y darles una segunda oportunidad.

Es el caso de la siguiente puerta, la cual presentaba una serie de desperfectos:

  • Le habían arrancado el picaporte y se veían los orificios a ambos extremos
  • Presentaba grietas en la superficie
  • Le faltaba parte de la chapa en una de sus caras

A pesar de todo, pensamos que tenía posibilidades y que se podía reciclar la puerta en una mesa de escritorio.

reciclar una puerta vieja y deteriorada

Herramientas y materiales

herramientas y materiales para reciclar una puerta en una mesa

Para convertir esta puerta en una original mesa de escritorio vas a necesitar las siguientes herramientas y materiales:

Coste, duración y dificultad

Si ya cuentas con las herramientas necesarias, el coste aproximado de los materiales es de unos 60 €. A través de esta simulación de cesta de compra podrás adquirir algunas de las herramientas y materiales empleados.

Por otra parte, para realizar esta mesa de escritorio necesitarás un par de jornadas de trabajo. Hay que tener en cuenta que gran parte de este tiempo se ha invertido en reparar los daños de la puerta y en aplicar capas de pintura, por lo que puede variar según el estado y color de la misma.

Finalmente, hemos calificado este proyecto con un nivel de dificultad medio ya que requiere cierta práctica en el uso de herramientas eléctricas.

Hacer una mesa de escritorio con una puerta paso a paso

Una de las particularidades de esta puerta es que cada una de sus caras muestra una decoración distinta. Como se quería aprovechar esta característica, se decidió hacer una mesa de escritorio giratoria que permitiera mostrar ambos lados. Si no tienes claro en qué consiste, tan solo debes seguir este tutorial paso a paso.

1º.- Cortar la puerta

El primer paso consistirá en cortar con la sierra circular las partes de la puerta que están más deterioradas. En este caso concreto, lo que se ha hecho ha sido cortar los laterales y la parte en la que faltaba la mayor parte de la chapa.

cortar partes de una puerta

2º.- Rellenar y reparar

A continuación, con la sierra ingletadora se cortarán los listones de 3 cm de lado que se introducirán en los laterales de la puerta. El tamaño dependerá de los huecos que vayan a cubrir. En todo caso, hay que tener en cuenta que la puerta no es maciza y que las láminas de ambas caras podrían romperse fácilmente si no se refuerzan internamente.

Una vez cortados, se introducirán en los laterales y se fijarán con cola blanca. Además se cortarán con el serrucho en ángulo de 45 grados los listones de 38×4 mm. Seguidamente se adherirán para rematar y  para embellecer los laterales, masillándose las uniones.

reparar las partes de la puerta que están dañadas

3º.- Hacer las patas de la mesa

Seguidamente se harán las patas de la mesa. Para ello se seguirán los siguientes pasos:

  1. Cortar 8 listones de 64 cm de largo x 4,4 cm de lado.
  2. Lijar con la lijadora orbital para alisar la superficie y eliminar imperfecciones.
  3. Ensamblar los listones de cuatro en cuatro para hacer las patas. Para ello, se ha utilizado una guía de taladro que permite realizar orificios en diagonal. De esta manera, se consigue una unión más firme.
  4. Atornillar una placa de unión con un único tornillo a cada lado de la parte interna de las patas. Esta placa servirá para sujetar la puerta y se podrá deslizar cuando se desee girar.

cortar listones de madera para formar las patas

4º.- Pintar y barnizar la madera

El siguiente paso consistirá en pintar y barnizar la madera. Para pintar la puerta se ha escogido un esmalte al agua de color blanco que no precisa de imprimación previa. Como la puerta era bastante oscura, han sido necesarias aplicar 3 capas para obtener una cubrición óptima.

Para proteger la madera de las patas se ha elegido un lasur incoloro, aunque también se puede aplicar un barniz. De esta forma se consigue crear contraste entre la puerta y las patas con una combinación entre clásico y actual.

pintar y barnizar la madera

5º.- Hacer el sistema giratorio

Nos pareció interesante aprovechar que cada lado de la puerta tuviera una decoración distinta creando un sistema que permitiera poder girar el tablero superior. Para ello, se cortó y atornilló un listón de 64 cm de largo y 4,4 cm de lado a cada extremo. Seguidamente, se taladraron las patas y el listón lateral para introducir un tubo de acero que previamente se había cortado a medida con la amoladora.

Hay que tener en cuenta que el orificio se ha de realizar en el centro del ancho del listón para que ambas caras estén al mismo nivel cuando se giren.

crear un sistema giratorio para una mesa de escritorio

Después de seguir todos estos pasos, así ha quedado finalmente la puerta que nadie quería convertida ahora en una mesa de escritorio giratoria.

hacer una mesa con una puerta vieja

Para girar la parte superior tan solo hay que deslizar las placas de unión, girar el tablero y volver a colocarlas.

mesa de escritorio giratoria

Podrás usar la cara que prefieras o la que te resulte más práctica a la hora de sentarte en tu nuevo escritorio. Además, si le añades una silla de diseño hecha por ti le proporcionarás un aspecto actualizado a algo que estaba viejo y deteriorado.

mesa con una puerta vieja

Consejos para este proyecto DIY

Finalmente, queremos darte algunos consejos adicionales para sacarle el mayor provecho a este proyecto DIY:

  • Si la puerta es muy pesada se puede producir un balanceo. Para evitarlo refuerza las patas atornillando un par de listones transversales en la parte inferior.
  • Coloca unos tapones de madera en los extremos del tubo para embellecerlo y poder introducirlo y extraerlo más fácilmente.
  • Si la superficie es demasiado irregular y te resulta incómoda, puedes poner encima una lámina de metacrilato. Otra solución alternativa consiste en nivelar la superficie con una resina epoxi transparente.

mesa de escritorio con una puerta vieja

¿Qué te ha parecido esta transformación de una vieja puerta de madera en una mesa de escritorio giratoria? No ha sido obra de magia, sino del bricolaje y tus manitas. Si te ha gustado, también te puede interesar esta otra idea para reciclar una puerta en un panel colgador.

Responder

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: