¿Te gustaría contribuir al desarrollo de tu bebé en su etapa más temprana? Tan solo tienes que seguir este tutorial para hacer un gimnasio Montessori de madera con accesorios colgantes. Tu bebé podrá tocarlos con sus pequeñas manos y pies proporcionándole horas de diversión al mismo tiempo que estimula sus sentidos.

La metodología Montessori promueve la autonomía e independencia del niño para que tenga un papel activo en su aprendizaje, aún en su etapa más temprana. En este sentido, se recomienda que el desarrollo del movimiento se acompañe con una sensación de «puedo hacerlo» que ayude a construir su ego.

Por este motivo, cuando el bebé tiene entre 0 y 4 meses, podemos introducir juguetes fáciles de tocar que le supongan un pequeño desafío como, por ejemplo, un gimnasio para bebés.

Este gimnasio Montessori está construido con materiales naturales como la madera y es totalmente personalizable. Además, cuenta con la ventaja de que resulta muy sencillo de hacer y a bajo coste, tal y como vas a poder comprobar a continuación.

Herramientas y materiales

Coste, duración y dificultad

Si se cuenta con las herramientas necesarias, el coste aproximado de los materiales es inferior a los 30 €. Teniendo en cuenta que este tipo de gimnasios para bebés suelen tener un precio de unos 80 €, el ahorro es considerable. En el siguiente enlace podrás acceder a la cesta de la compra de ManoMano en la que se han incluido algunas de las herramientas y materiales utilizados.

Por otra parte, su nivel de dificultad es sencillo y tan solo se necesitan herramientas básicas para realizar tareas de bricolaje. Por este motivo, resulta un proyecto idóneo para quienes se inician en este apasionante mundo.

Este gimnasio para bebés se puede hacer en tan solo 3 o 4 horas, si bien la mayor parte de este tiempo se emplea en pintar las cuentas y abalorios de madera que forman los accesorios colgantes.

Hacer un gimnasio Montessori de madera paso a paso

Los muebles y juguetes Montessori contribuyen a desarrollar la curiosidad e independencia de los más pequeños de la casa. En el caso de los accesorios móviles con los que cuenta este gimnasio, contribuirán a estimular su agilidad visual, enfoque, profundidad espacial, apreciación de los colores, etc., además de su motricidad.

Al ser un gimnasio DIY se puede personalizar para adaptar su tamaño y colores de forma que combine con el resto de mobiliario de su habitación. Incluso, se puede coordinar con la cuna Montessori cuyo tutorial encontrarás en esta web.

Para hacer un gimnasio Montessori de madera tan solo se han seguir los siguientes pasos:

1º.- Cortar y lijar las tablillas de madera

El primer paso consistirá en cortar el listón y varilla de madera. Para ello, se utilizará una caja de ingletes y un serrucho. En total se necesitará:

  • 4 listones de madera de 60 cm de largo con uno de los extremos cortado en ángulo de 22,5º.
  • Cortar la varilla de 18 mm de diámetro para que tenga 70 cm de longitud.

Una vez se hayan cortado los listones de madera, se lijarán los frentes para que queden suaves y sin astillas, así como el borde superior para eliminar aristas y que queden redondeados.

cortar listones de madera para hacer un gimnasio Montessori

2º.- Pintar las piezas

El siguiente paso consistirá en pintar las diferentes piezas que forman el gimnasio. Para ello, se protegerá 2/3 partes de los listones de madera con cinta de pintor y se aplicará pintura en spray al agua. Para las cuentas, anillas y bolas de madera se ha utilizado pintura en spray de diferentes colores ya que los bebés se sienten atraídos por ellos.

Un truco para pintar las bolas de madera de forma rápida y fácil consiste en insertarlas en varillas como, por ejemplo, los pinchos de madera para barbacoa.

Por otra parte, aunque en este caso los accesorios colgantes están pensados para la estimulación visual del bebé y no como mordedores, recomendamos el uso de pinturas ecológicas con base agua para pintarlos.

pintar las piezas de un gimnasio Montessori

3º.- Montar la estructura del gimnasio

El siguiente paso consistirá en montar la estructura del gimnasio. Para ello, se atornillarán dos de los listones a cada lateral de la varilla de madera de manera que hagan de patas. La unión debe ser lo suficientemente fuerte como para que los listones se abran a la medida que queramos, sin que cedan.

Es importante que, previamente a atornillar ambos extremos, se hayan introducido las anillas de cortina.

montar la estructura de un gimnasio Montessori

4º.- Hacer los accesorios colgantes

El último paso consistirá en hacer los accesorios colgantes para atarlos a la barra superior del gimnasio. Para ello, se insertarán las cuentas y bolas de madera en hilo o cuerda de yute. Si se combinan los diferentes formas y colores se pueden conseguir accesorios muy vistosos que seguro que llamarán la atención de nuestro bebé.

En total se realizarán tres accesorios alargados que se anudarán a las anillas y se intercalarán otros dos redondos que se anudarán a la barra.

accesorios colgantes para gimnasio Montessori

Después de seguir estos pasos tendremos el gimnasio Montessori listo para que nuestro bebé empiece a disfrutarlo.

gimnasio Montessori de madera para bebés

Además, podremos plegarlo y guardarlo en cualquier lugar cuando no lo esté utilizando, ya que de esta forma apenas ocupa espacio.

gimnasio Montessori para bebés

No olvides colocar una mullida manta o alfombra para que el bebé se sienta cómodo al mismo tiempo que aprende jugando.

gimnasio para bebés DIY

¿Qué te ha parecido este tutorial para hacer un gimnasio Montessori de madera? Sin duda, no solo es un proyecto fácil y económico que podrás hacer para tu bebé, sino que además también te servirá como regalo para otros bebés de amigos y familiares ¿te apuntas la idea?

Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: