La cama de los pequeños de la casa debe garantizarles un sueño profundo ya que resulta básico para su crecimiento y bienestar. Por este motivo, el siguiente tutorial muestra cómo hacer una cuna Montessori. Contribuirá a estimular la autonomía e independencia de tus hijos en las primeras etapas de su vida. Sigue leyendo para saber cómo el bricolaje puede ayudar al aprendizaje de los peques.

La educación Montessori se caracteriza por promover la autonomía e independencia del niño para que tenga un papel activo en su aprendizaje. Para ello, es necesario adaptar su mobiliario y juguetes a su nivel de desarrollo, siendo la cama uno de ellos.

Las cunas y camas inspiradas en la educación Montessori son más bajas que las habituales. Sus principales beneficios son:

  • Estimulan su autonomía e indipendencia ya que puede subir y bajar cuando quiera.
  • Son seguras porque, al estar a nivel del suelo, no existe riesgo de que se caiga y se lastime.
  • Facilitan el aprendizaje autónomo del niño, ya que no limitan su libertad de movimiento.

La cuna Montessori se recomienda a partir del cuarto mes de vida o cuando el bebé comience a gatear. Además, cuenta con la ventaja de que puede crecer con tu bebé ya que resulta sencillo ampliarla o elevarla en altura.

cuna Montessori

Herramientas y materiales

herramientas y materiales para hacer una cuna Montessori

Coste, duración y dificultad

Si se cuenta con las herramientas necesarias, el coste aproximado de los materiales está sobre los 70 €. A modo orientativo, en el siguiente enlace podrás acceder a la cesta de la compra de ManoMano. En ella se han incluido algunas de las herramientas y materiales utilizados.

Por otra parte, para construir una cuna Montessori como la de este tutorial es necesario contar con cierta experiencia como manitas, ya que tiene un nivel de dificultad intermedio y requiere cierta práctica en el uso de herramientas.

Para su realización se han empleado día y medio de trabajo, por lo que es un proyecto idóneo para el fin de semana. El primer día se puede emplear para cortar todas las piezas, lijar y proteger la madera. La siguiente jornada se dedicará a decorar los tableros de MDF y a ensamblar la cuna.

Hacer una cuna Montessori paso a paso

En general, los muebles y juguetes Montessori contribuyen a desarrollar la curiosidad e independencia de los más pequeños de la casa. Prueba de ello es la torre de aprendizaje Montessori cuyo tutorial publicamos hace unos meses.

La principal ventaja de esta cuna es que el acabado incoloro de la madera le proporciona una neutralidad que se puede personalizar con la decoración de los tableros de MDF y el resto de complementos. Para su construcción se han seguir los siguientes pasos:

1º.- Cortar y lijar las tablillas de madera

El primer paso consistirá en cortar las tablillas de madera. Para ello, se utilizará la sierra ingletadora telescópica, tanto para las tablillas como para los listones de madera de abeto. En total se necesitarán:

  • 2 tablillas de madera de 120x10x1,8 cm y otras 2 de 57x10x1,8 cm para la base de la cuna
  • 4 tablillas de 87x7x1,8 cm con un lado cortado a 45º y 4 de 52x7x1,8 cm con ambos lados cortados a 45º, para la parte delantera y trasera con forma de casa
  • 2 tablillas de 120x7x1,8 cm para unir lateralmente la parte delantera y trasera
  • 1 listón de 120×3,5×1,8 cm para unir ambas caras por la parte superior
  • 2 listones de 120×3,5.1,8 cm para hacer la base del somier
  • 7 tablillas de 68x7x1,8 cm para el somier

Una vez cortadas todas las piezas, se lijarán con un taco de lija de grano medio y uno de grano fino. Una opción alternativa es utilizar una lijadora orbital.

cortar y lijar tablillas de madera para hacer una cuna Montessori

2º.- Ensamblar la parte delantera y trasera

El siguiente paso consistirá en ensamblar la parte delantera y trasera con forma de casa. Para ello, se colocará como base la tablilla de 57×10 cm y se atornillarán a los lados dos tablillas de 87×7 cm, con la parte superior cortada en ángulo de 45º. A continuación, se cerrará la estructura atornillando las dos tablillas de 52×7 cm con ambos lados cortados a 45º.

Para atornillar las piezas se ha utilizado una plantilla para taladrar que oculta las uniones. Otra opción sería encolarlas y colocar escuadras planas de fijación.

montar la parte delantera y trasera de la cuna Montessori

3º.- Proteger la madera

Aunque este es un paso que se puede dejar para el final, resulta mas fácil proteger la madera antes de que se haya montado completamente la cuna. De esta forma, se evitan rincones y lugares de difícil acceso.

Para proteger la madera de la cuna se ha optado por un lasur incoloro. Este lasur tiene una formulación en base agua respetuosa con el medio ambiente y que resulta inocua. Además, permite respirar a la madera al mismo tiempo que resalta su belleza natural.

Conviene aplicar un par de capas mediante brocha para impregnar bien la madera, dejando el tiempo recomendado por el fabricante entre capas.

proteger con lasur la madera de la cama Montessori

4º.- Ensamblar el resto de la estructura

Para ensamblar el resto de la estructura se seguirán los siguientes pasos:

  1. Atornillar los dos listones de 120×3,5 cm a la cara interna de las dos tablillas laterales de 120×10 cm. Habrá que dejar un margen en la parte superior de unos 2 cm para atornillar posteriormente las tablillas que harán de somier
  2. Unir la parte delantera y trasera con las tablillas de 120×10 cm en la parte inferior, así como las de 120×7 cm en la parte superior
  3. Atornillar el otro listón de 120×3,5 cm al pico superior de ambas caras
  4. Fijar los 7 travesaños de 68×7 cm que harán el somier de la cuna, repartiéndolos de forma que la separación entre ellos sea uniforme
Montar una cuna Montessori

Después de seguir todos los pasos anteriores, habremos conseguido ensamblar la estructura de la cuna.

cama Montessori

5º.- Hacer el panel delantero y lateral

El último paso consistirá en hacer el panel delantero y lateral de la cuna. Para ello se necesitará una tabla de MDF de 70x60x0,3 cm para la parte del cabecero y otra de 125x60x0,3 cm para el lateral. Para cortar ambas piezas se ha utilizado una sierra de mesa, aunque también se puede emplear una sierra de calar o una sierra circular.

Para decorar los paneles se ha empleado papel pintado con motivos infantiles los cuales se han adherido con cinta adhesiva de doble cara. Finalmente, se han clavado a la estructura de la cuna con ayuda de la clavadora.

hacer el panel del cabecero y lateral de la cuna

El resultado es una cuna muy colorida que contribuye a estimular los sentidos del bebé.

cuna Montessori DIY

Por otra parte, el tono neutro del acabado y decoración, nos permite jugar con los accesorios a la hora de adaptarlo a la personalidad de nuestros hijos.

Con esta cuna podremos ver el mundo a su mismo nivel.

cuna Montessori

Pero también al nuestro.

cuna Montessori

¿Qué te ha parecido esta cuna Montessori? ¿Te animas a construir una igual para tu peque? No solo conseguirás estimular su aprendizaje, sino también tus dotes como manitas.

Avatar
Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: