Enero es uno de los meses más fríos del año para nuestras plantas. Ya os contamos cómo protegerlas del frío, y hoy nos proponemos contaros algunas de las tareas que podemos realizar durante este mes. Para ello necesitarás:

Planifica el huerto de primavera y verano

Paséate por la sección de semillas de ManoMano.es para decidir qué flores y hortalizas querrás cultivar. Haz un lista y anota también la época de siembra recomendada para cada una de ellas. Verás que en muchos casos recomiendan realizar semilleros protegidos a partir de Enero. Nos pondremos manos a la obra en breve, así que no te pierdas nuestro próximo artículo.

Empieza a cosechar los frutos del huerto de otoño e invierno

Seguro que ya has podido preparar más de una comida con las coles, coliflores, brócolis, acelgas, espinacas y otras hortalizas que plantaste en otoño. Aunque haga frío, no bajes la guardia y sigue revisando sus hojas por si aparece alguna mariposa de la col despistada a poner sus huevos. Recuerda que puedes retirarlos a mano o aplicar Bacillus thuringiensis, un insecticida ecológico y muy efectivo contra gusanos y orugas de todo tipo.

También es buena idea protegerlos con una manta térmica que cumplirá con dos funciones: proteger las plantas del frío pero también de los insectos.

Si estás cultivando en macetas, jardineras o mesas de cultivo, te recomiendo que seas precavido si las coliflores y los brócolis empiezan a tener un buen tamaño. Coséchalos aunque te parezcan algo pequeños, ya que de lo contrario, corres el riesgo de que se espiguen.

Una coliflor no es otra cosa que la flor de una col que aún no se ha abierto. Cuando lo hace, sus brácteas se ramifican para dar lugar a pequeñas flores de las que saldrán sus semillas. Y ello, lamentablemente, las convierte en poco apetitosas en la cocina.

Poda tus rosales en zonas de inviernos suaves

Enero y Febrero son dos buenos meses para podar los rosales y favorecer su crecimiento en primavera. La elección de un mes u otro depende de lo crudo que sea el invierno en tu zona. No tengas ninguna prisa si vives en el interior, porque una poda prematura podría acabar con tu planta.

Hazte con unas buenas tijeras de podar y observa bien el arbusto.

Fíjate en una de sus ramas y cuenta desde la base hacia arriba. Lo normal es realizar lo que se llama una poda corta (a 3 yemas) o larga (a 5 yemas). Por ahí es por donde debes cortar, realizando un corte en ángulo de 45º (y siempre 1 cm por encima de la 3ª o 5ª yema).

Presta atención a que la yema esté en la parte externa de cada rama para que cuando rebrote no se cruce con el resto y además consiga recibir el máximo de sol posible. Con ello conseguirás una floración extraordinaria.

Cuidados del césped durante el invierno

Para minimizar el impacto del frío, se recomienda la aplicación de una capa de abono de liberación lenta. Este abono contiene menos nitrógeno (que favorecería el crecimiento) pero es rico en fósforo y potasio, que fortalecen las raíces.

Intenta segar esporádicamente y si lo haces, déjalo lo más largo posible. De hecho, su crecimiento con el frío será más lento durante estos meses. Reduce el riego al máximo y piensa que el rocío de las heladas es humedad más que suficiente en muchas zonas.

Se dice que el mejor mantenimiento del césped en invierno es no molestarlo demasiado: eso incluye evitar pisarlo, especialmente cuando está helado.

Cómo mantener con vida tu Planta de Navidad

Puede que durante las Navidades, hayas comprado una Poinsettia (Euphorbia pulcherrima) para decorar tu hogar. Es normal que en estos momentos, sus hojas rojas se hayan caído. ¡No la vayas a tirar!
Con esos sencillos consejos conseguirás que sobreviva y pueda adornar de nuevo tu casa:

  • Corta sus ramas a una altura de 10 o 15 cms de la base, y colócala en el mismo lugar donde la tenías hasta ahora.
  • Sigue con los riegos semanales por inmersión y en primavera, trasplántala a una maceta mayor.
  • Cuando empiecen a subir las temperaturas, sitúala en el exterior de tu casa y verás como empieza a crecer de nuevo.
  • En septiembre-octubre apreciarás que empiezan a formarse las primeras hojas rojas. Para favorecer su floración necesitan unas 12 o 14 horas diarias de oscuridad, que podemos facilitarle tapándola con una caja de cartón.

La que ves en la foto es la de mi casa el pasado mes de Octubre. En diciembre estaba lista para lucir en el salón con ese color rojo tan intenso. ¡Que la disfrutes!

Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: