Las Peperomias son plantas fantásticas para cultivar en el interior de nuestros hogares. Comparten familia botánica con la pimienta, toleran una amplia variedad de condiciones lumínicas y cuentan con follajes asombrosos. Como no son muy exigentes en el riego, son ideales para regalarlas a los despistados que suelen “olvidarse de las plantas”.

peperomia crasa

La mayoría de variedades provienen de climas tropicales y se comportan como perennes. Aunque son capaces de florecer, se cultivan por su follaje. De aspecto compacto, la mayoría puede cultivarse sin problemas en macetas de pequeño tamaño, ya que no suelen superar una altura de 20-30cm.

Debo confesar que compré mi primera Peperomia pensando que era una crasa. Y es que muchas de las variedades tienen la capacidad de almacenar agua en sus hojas y tallos, por lo que hay quien las considera semi-crasas. Un punto más a su favor: las de hoja gruesa deben regarse menos a menudo que las de hoja más fina.

Cómo cultivar las Peperomias

Luz

Por norma general, son plantas a las que les gusta mucho la luz, pero no el sol directo. De hecho, quería mostraros una foto de mi Peperomia albovitatta (también llamada “Cola de ratón”), y de cómo el verde de sus hojas ha perdido intensidad. Estaba en la ventana de la cocina, que recibe bastante sol durante un par de horas a mediodía. Y este es el motivo por el que su follaje ha perdido color. No ha sido por el riego ni porque esté enferma. Simplemente el sol la ha “descolorido”.

exceso-sol-peperomia

En ubicaciones con poca luz, las variedades que presentan hojas variegadas (de distintos colores o tonos), pierden el contraste. 

Si por el mismo motivo notáis que la planta se alarga, podéis cambiarla de ubicación y cortar aquellas hojas que la afean. Podéis usarlas para hacer esquejes y la planta volverá a ofrecer su aspecto compacto.

Por ello, os recomiendo que antes de pensar en trasplantar vuestra nueva Peperomia a una maceta de mayor tamaño, busquéis un lugar apropiado para ella, donde se sienta feliz. 
Son dos situaciones que pueden resultar estresantes para ella, y el trasplante puede posponerse algunas semanas. No es algo prioritario.

Las flores de las Peperomias

Las flores de las Peperomias no son precisamente espectaculares pero sí muy curiosas. Tienen forma de espiga y  un color que en ocasiones las hace pasar desapercibidas.

flor-peperomia
Flor de Peperomia columella

Sustrato

Son plantas que agradecen un sustrato esponjoso y con un buen drenaje. Evitaremos así cualquier exceso de humedad que podría afectar a sus raíces. 

Se puede utilizar cualquier tipo de sustrato universal mezclado con perlita o con arena gruesa. 

No es necesario trasplantarlas a una maceta de mayor tamaño de manera inmediata. Es cierto que ello permitirá que la planta crezca y siga desarrollándose, pero su tamaño compacto se mantiene precisamente cambiándola de maceta cada uno o dos años.

cuidados-peperomias

Riego

Las Peperomias no necesitan mucho riego, y como ocurre con otras plantas, se recuperarán mejor de su falta que de un exceso. Suelo regarlas una vez a la semana o cada 10 días en las variedades de hoja más gruesa. El truco para pillarle el punto es dejar que el sustrato se seque entre riegos.

El tamaño de la maceta también influye, por lo que os recomiendo sostenerlas una vez las acabáis de regar para comprobar el peso de planta y maceta cuando el sustrato está totalmente húmedo.

Cuando dudéis sobre si necesitan agua de nuevo, además de observar el estado de sus hojas y del sustrato, levantadla para sostenerla en la mano. Un peso ligero es indicativo también de un sustrato seco.
Una maceta pequeña puede necesitar riego cada 5 o 6 días mientras que una más grande puede aguantar hasta 15. 

Abonado

Es conveniente utilizar un abono para plantas verdes una vez al mes durante el período de crecimiento (de primavera hasta finales del verano).

¿Tenéis más dudas sobre la Peperomia? Nos encantará ver las fotos de las vuestras en las redes sociales y responder a vuestros comentarios. ¡Hasta la próxima!

Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: