No sabemos porqué, pero esto de la poda no tiene término medio. Hay gente que no toca jamás sus plantas, y otras que cortan como si no hubiera un mañana.
Por ello, desde el blog de ManoMano queremos orientaros sobre cuándo hay que podar dos de las plantas más típicas en nuestros jardines.

Para ello necesitaréis:

Qué plantas hay que podar

La mejor respuesta es que no hay que podar todas las plantas por norma ni en el mismo momento del año. Por ejemplo, las hortensias florecen sobre las yemas que han formado el año anterior. Si las podamos en invierno, eliminamos esas yemas, con lo que durante este año, no obtendremos ni una sola flor. El mejor momento para hacerlo es justo después de la floración, cuando cortamos las flores que se han estropeado.

Cuándo podar los rosales

Los rosales se podan en primavera para rejuvenecer la planta y estimular su crecimiento. Eliminad todas las ramas muertas o enfermas, y también aquellas cuyo interior sea de color marrón: esto significa que el frío del invierno las ha helado.

Cortad siempre por encima de una yema que crezca hacia el exterior de la planta, a unos 5 o 6 mm por encima de la misma. Así, permitiremos que la sabia llegue hasta la yema con normalidad, favoreciendo su crecimiento.

También es importante ir eliminando cualquier ramita que aparezca en la base de la planta, los llamados chupones. Es muy probable que nuestro rosal sea injertado, y dejar crecer esa rama no solo robará nutrientes al resto, sino que puede llegar a matar la parte injertada.

Cuando podar los geranios y gitanillas

Los geranios se podan a finales de invierno o principios de primavera. Reforzaremos la planta y eliminaremos esas ramas gruesas y nada productivas que tanto suelen afearlos.

La poda del geranio es bastante más drástica, dejando la planta casi a ras de suelo. Sé que es difícil proceder así, pero es realmente necesario. Debemos tener en mente que de cada rama que cortemos, aparecerán más. Y eso es lo que realmente queremos, ¿no es cierto?

Eliminad cualquier rama enferma o débil y todas aquellas que interfieran en la forma que le queramos dar. Los geranios lucen más cuando se ven compactos y se llenan de flores.

No olvidéis que de todas las ramas que hemos cortado, podemos sacar esquejes de nuevas plantas. Cortad la base al bies, aplicad hormonas de enraizamiento, y pinchadlas en una maceta con sustrato nuevo.

Durante la época de floración, elimina cualquier ramillete apenas empiece a marchitarse. Ello permitirá que la planta produzca nuevas flores en lugar de gastar lo preciosos nutrientes en la formación de semillas. Corta los ramilletes por su parte más baja, justo donde se unen con el tallo principal. Ello activará las yemas latentes, que empezarán a crecer y a formar nuevos brotes.

Consejos sobre la poda

  • No olvidéis que un corte no deja de ser una pequeña herida que le hacemos a la planta. Para evitar que sea un foco de posibles infecciones, os recomendamos utilizar pasta cicatrizante siempre que el diámetro del corte sea superior a 5 mm. Para ello, cubrid la zona con esta especie de resina y extendedla con el dedo hacia los lados del tallo. La pasta contiene fungicida, que evitará cualquier infección. Y es bueno tenerla a mano no solo cuando podamos, sino como prevención en caso de roturas accidentales de nuestras plantas, injertos, o las ocasionadas por heladas o granizo.
  • También debemos realizar un mínimo mantenimiento a nuestras herramientas de corte.
    Uno de los más importantes es desinfectarlas con alcohol si trabajamos sobre una planta que pudiera estar enferma. No queramos transmitir la enfermedad al resto, ¿verdad?
  • Una herramienta de corte de calidad, nos durará muchos años. Basta con limpiarla bien al finalizar el trabajo, y engrasarla el día que le demos mucho uso. Personalmente os recomiendo optar por marcas conocidas, pues también podremos conseguir repuestos si algún día los necesitamos. Y ahorrarnos así, la compra de una nueva.
  • Por último, no olvidéis abonar vuestras plantas. Han resistido los fríos del invierno y ahora las hemos sometido a una poda algo estresante. Añadir el alimento que les permitirá crecer y ofrecernos sus hermosas flores es lo mínimo que merecen, ¿no os parece?

Esperamos que estos consejos os hayan sido de utilidad y esta primavera vuestras plantas luzcan preciosas y llenas de flores. ¡Hasta la próxima!

Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

2 Comentarios

  1. Inés Peralta Reply

    Si compro césped artificial me lo pueden instalar también??

    • Hola Inés!
      Lo sentimos pero somos un marketplace, por lo que nosotros no podemos ofrecerte ese servicio.
      Gracias por tu interés y que pases un día estupendo 🙂

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: