¿Qué es la COP21?

Del 30 de noviembre al 11 de diciembre se celebra en París la XXI Conferencia de las Partes , la COP21, organizada por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). La CMNUCC es un tratado elaborado en la Conferencia de Río de Janeiro del 1992, que entró en vigor en 1994 y pide a los países signatarios asumir una serie de responsabilidades relacionadas con el cambio climático.

¿Por qué se habla tanto del cambio climático?

Cada año, desde 1995, 195 países forman parte de la CMNUCC, y se reúnen para discutir los objetivos logrados sobre el clima y cuáles son las nuevas medidas a adoptar para reducir las emisiones de gases que provocan el efecto invernadero. El famoso protocolo de Kyoto fue adoptado en la COP3, en la que varias economías mundiales se comprometieron a reducir las emisiones entre un 6% y un 8% por debajo de los niveles de 1990 entre 2008 y 2012.

Estos días se está hablando mucho de la COP21 porque se espera un acuerdo global por parte de todas las economías mundiales, desde los países más industrializados a los más desarrollados. Por primera vez, serán los gobiernos de los estados participantes los que ofrecerán las propuestas concretas para reducir las emisiones de gases del efecto invernadero. Estas propuestas se desarrollan a partir del objetivo general que se ha establecido: reducir las emisiones medias globales per capita en un 8% en 2025 y un 9% en 2030.

cop21-cambio-climático

Se pronostica que los próximos años serán peores en términos de cambio climático, si las economías del mundo no encuentran una nueva estrategia común a seguir: se estima un aumento de entre 4,5° y 6° de la temperatura global en el 2100. El objetivo que debemos alcanzar es el de conseguir que la temperatura sólo aumente 2° en el año 2100.

Por otra parte, el cambio climático es un tema importante no sólo para el medio ambiente sino también para la salud humana, ya que está directamente relacionado con el problema de la contaminación. La Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) ha publicado que actualmente “en Europa la contaminación atmosférica es el mayor riesgo medioambiental individual para la salud».

En definitiva, la clave para luchar contra el cambio climático es una fuerte participación de todos los países de forma unánime y contundente. La COP21 es un evento que puede dar grandes resultados para el planeta.

¿Qué podemos hacer nosotros?

Cada ciudadano puede aportar su granito de arena para combatir el cambio climático.

Una buena forma de medir nuestra implicación con el medio ambiente es el Diagnóstico Energético, una escala que permite conocer el consumo anual de una casa y su impacto en las emisiones de gases del efecto invernadero. Las casas más eficientes son las que reciben la puntuación “A”, mientras que la mayoría de las casas responden a la nota “G”…

Pequeños hábitos para cambiar grandes cosas

Si tras hacer el Diagnóstico Energético de tu casa la puntuación es de entre “D” y “G” deberías considerar cambiar algunos hábitos de tu hogar. Cambiar las ventanas y las puertas y aislar el techo y las paredes son una buena solución para aislar tu casa y reducir la pérdida de calor. De esta forma, tu consumo de energía reducirá, pues no será tan frecuente el uso de los radiadores.

Otra medida para aumentar tu eficiencia energética en casa es recuperar el agua de lluvia. Esto puede reducir hasta un 50% tu consumo anual de agua, aunque no influya en el Diagnóstico Energético.

Es muy importante ser conscientes del reciclaje. Separar los residuos por grupos es una tarea fácil y sencilla que mejora nuestro medio ambiente.

(Aquí podrás encontrar un artículo para hacer un buen reciclaje.)

reciclar-contenedores-cambio-climático

Una pequeña acción que dará buenos resultados es utilizar bombillas de bajo consumo en vez de las ordinales, y desenchufar los aparatos electrónicos cuando no se utilizan también disminuye el consumo energético. No te olvides de cerrar el grifo cuando estás enjabonando los platos, y utiliza los programadores de los radiadores para hacer un uso moderado y eficiente de estos aparatos.

Aunque parezca mentira, pequeños hábitos del día a día pueden mejorar mucho la calidad de nuestro planeta. Cada granito de arena cuenta más de lo que pensamos, y si todos ponemos de nuestra parte, podemos hacer un mundo mejor.

COP21

Autor

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: