Curioseando por Internet hemos encontrado este artículo de Karl Young, un trabajador de lo más ingenioso que convirtió la oficina en un gran palacio con cartones y mucho estilo.

Cuando volvimos al trabajo después de año nuevo, teníamos un email de nuestro jefe en el que nos pedía una sencilla tarea: hacer algo para decorar nuestros escritorios en la oficina para ayudar al equipo a superar la cuesta de Enero.

Somos el equipo creativo, así que decidimos hacer algo especial…

Decidimos construir un castillo gigante de cartón en la oficina

1

Creamos cada pared con 2 paneles de 2 x 1 metros, solapándolos para que fueran más fuertes

2

Los unimos con pistolas de pegamento, gastamos unas 80 barras hasta terminar

3

Cuando empezamos a hacer los ladrillos, nos dimos cuenta de que necesitábamos una línea de producción o no acabaríamos nunca

4

2 personas cortaban y preparaban los paneles de ladrillo y las otras 2 los pegaban en las paredes. Hicimos unos 480 ladrillos

5

Fue muy difícil levantar las torres, ya que medían unos 3 metros, pero nos las ingeniamos

6

Con los ladrillos puestos, empezamos a levantar el castillo

7

Algunas paredes necesitaron soporte hasta estar propiamente aseguradas

8

Y cuando empezaba a amanecer, añadimos el puente levadizo

9

Y con esto, solo faltaban las banderas

10

Tardamos 7 horas en construirlo y 2 horas más en planearlo. Estábamos cansados, pero mereció la pena cuando vimos las caras de nuestros compañeros al día siguiente

11

Finalmente, aquí estamos trabajando dentro de nuestro nuevo y encantador espacio creativo

12

13

El resultado final

14

El making of

Información extraída de Bored Panda.

Avatar
Autor

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: