¿Te gustaría ganar espacio en cualquier habitación de tu vivienda instalando una puerta corredera? Con este tutorial aprenderás cómo convertir una puerta abatible en puerta corredera. Te guiaremos paso a paso para que el resultado final sea un éxito.

Cambiar una puerta abatible por una corredera puede suponer una considerable ganancia de espacio, sobre todo en cocinas y baños reducidos. Además, aprovechar la puerta abatible para transformarla en corredera tiene una ventaja extra: ahorrarás mucho dinero. 

Por ello, en este tutorial te mostrará cómo llevar a cabo esta transformación para que optimices el espacio de tu hogar y sea más funcional.

Herramientas y materiales

materiales y herramientas para convertir una puerta abatible en corredera

Coste, duración y dificultad

Si se cuenta con las herramientas necesarias, el coste aproximado de los materiales es de unos 90 €. En el siguiente enlace podrás acceder a la cesta de la compra de ManoMano en la que se han incluido algunas de las herramientas y materiales empleados.  

Por otra parte, su nivel de dificultad es medio ya que es necesario tener cierta experiencia en el manejo de herramientas eléctricas y ensamblaje de muebles. Si quieres optar por una opción más fácil, puedes comprar puertas de interior y correderas en la web de ManoMano que estén listas para su instalación. 

El tiempo de ejecución de este proyecto es de unas 8/10 de horas. Es decir, necesitarás una jornada completa para adaptar una puerta abatible como puerta corredera.

Adaptar una puerta abatible para hacerla corredera

A la hora de convertir una puerta abatible en una corredera hay que tener en cuenta que la primera se introduce en el interior del marco y la segunda se coloca por fuera. Por ello, la puerta corredera debe tener un mínimo de 2 cm más de ancho que la abatible.

En este caso concreto, el hueco era bastante mayor que la puerta abatible que se quería reciclar (15 cm más). Además, la puerta tenía vidriera y se quería dejar ciega. Los pasos que se siguieron para ensanchar la puerta y darle un estilo de puerta de granero, son los que se detallan a continuación. 

puerta abatible

1º.- Quitar el marco interior de la puerta

En primer lugar, se eliminó el marco interior de la puerta cortándolo con una sierra de sable y eliminando las molduras con ayuda de un cincel y un martillo.

Una herramienta alternativa a la sierra de sable es el serrucho para madera, aunque su empleo requiere más fuerza y tiempo.

eliminar la vidriera interior de la puerta abatible

2º.- Ampliar el ancho de la puerta abatible 

El siguiente paso consistió en ampliar el ancho de la puerta abatible y rellenar el hueco interior para hacerla ciega.

Para ello, se cortaron varias tablas de madera de 50 x 7 x 2,2 cm con la sierra ingletadora. Después, se fueron atornillando a la parte interior del marco con ayuda de una guía de taladro que permite hacer orificios oblicuos.

Para ensanchar la puerta se atornillaron varios listones de 220 x 3,4 x 3,4 cm hasta alcanzar el ancho suficiente para tapar el hueco y garantizar que no pase la luz. Se debe tener en cuenta que la cabeza de los tornillos debe quedar enrasada para evitar  huecos tras unir varios listones.  

hacer ciega y ensanchar una puerta abatible

3º.- Panelar la puerta con friso de madera 

Seguidamente, se paneló toda la puerta con friso para madera. De esta forma, se ocultaban los diferentes materiales que se habían empleado para adaptarla. Además, se le proporcionaba un aspecto más decorativo, similar al de una puerta de granero

Para ello, se distribuyó adhesivo de montaje sobre toda la superficie y se fueron fijando las lamas de madera.  

panelar una puerta

4º.- Proteger y decorar la madera    

El siguiente paso consistió en aplicar lasur de diferentes tonos sobre las lamas de madera para crear un efecto vintage. El lasur, aparte de decorativo, impermeabiliza la madera y la protege de los rayos UV.

Para el marco exterior se eligió un esmalte al agua negro a tono con la guía para puerta corredera que se iba a instalar.

panelar una puerta

5º.- Instalar la guía corredera     

El último paso consistió en instalar la guía corredera. Normalmente, este tipo de guías se componen de las siguientes piezas:

  • Barra o riel
  • Tuercas, topes y tornillos
  • Rodillos deslizantes
  • Topes laterales
  • Guía inferior

Para su instalación se siguieron los siguientes pasos:

  1. Nivelar la guía y marcar los orificios a taladrar sobre la pared.
  2. Taladrar e introducir los tacos con ayuda de un martillo.
  3. Atornillar los topes traseros de la guía que harán que no quede a ras de la pared. Seguidamente, ajustar las tuercas delanteras con un vaso hexagonal o una llave inglesa. 
  4. Marcar, perforar y atornillar los rodillos a la puerta. Hay que tener en cuenta que los rodillos se han de insertar en el carril, por lo que quizás necesites ayuda extra para levantar la puerta si pesa demasiado.
  5. Insertar los topes laterales y ajustarlos para evitar que la puerta se desplace fuera del carril.  
  6. Atornillar los topes superiores y la guía inferior al suelo para evitar el balanceo de la puerta cuando se desplace.  
instalar una guía para puerta corredera

Después de seguir todos los pasos anteriores, habremos instalado la nueva puerta y estará lista para su uso.

puerta corredera

Sin duda, poco o nada tiene que ver con la puerta abatible inicial, pero se ha conseguido aprovechar y transformar para convertirla en una puerta corredera práctica y muy decorativa.

puerta corredera estilo granero

Si te ha gustado este tutorial y quieres ver más ideas sobre cómo reciclar puertas, te recomendamos que veas el siguiente tutorial sobre cómo hacer una mesa de escritorio con una puerta.  

Avatar
Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

Escribe un comentario