El blog de ManoMano.es

Cómo construir una barbacoa de obra de jardín

Si eres de los que está todo el día plantado en el jardín en verano, hoy te damos una idea genial: instala tu propia barbacoa de obra al más puro estilo rústico. Ésta tiene dos ventajas, no sólo te permite disfrutar de agradables comidas con amigos o familia, sino que además le aporta un toque de decoración a tu jardín. ¿Preparado para aprovechar al 100% tu jardín?

¿Qué materiales necesito?

  • 40 ladrillos macizos de 24 x 11 x 5,5cm,
  • 350 ladrillos macizos de 24 x 11 x 7cm para la chimenea
  • 85 ladrillos refractarios de 22x10x4cm.
  • 4 sacos de 40 kg de cemento.
  • 4 perfiles metálicos en U de 6mm 20 mm x 20mm x 1,5m.
  • 6 peldaños de escalera de 24 x 24cm.
  • 20 azulejos de 20 x 20cm
  • Pintura imerpeabilizante.
  • Una plancha de hormigón armado como base.
  • Piedras para revestir la barbacoa.
  • 6 unidades de machihembrado de 80 x 25 x 3,5.

Por lo general el precio medio de todos estos materiales, no excede los 200€. Pero si quieres disfrutar de una buena barbacoa con tus amigos y te da igual si ésta es de obra o no, en nuestra página tenemos barbacoas a partir de 20€ 😉

Paso a Paso

Te dejamos un dibujo con las medidas de la barbacoa para que puedas seguirlas al pie de la letra:

m4p_900

1.Te recomendamos que crees una plataforma de cemento para tu barbacoa, ya que te será mucho más práctico que hacerlo directamente sobre el suelo. Antes de hacer nada, acota con un molde de madera la zona donde estará el cemento, para después alisarla lo máximo posible evitando así irregularidades en el terreno.

2. Cuando el cemento todavía esté fresco, coloca las piedras naturales y deja un pequeño espacio entre una y otra. Estas juntas, posteriormente, se rellenarán con cemento, dándole un aspecto uniforme.

3. Ahora tienes que construir la base del asador. Levanta pequeñas torres de ladrillos macizos con cemento y moldes de madera para asegurarte que no se tuercen. No olvides las medidas de los estantes, que te van a ser muy prácticos para guardar utensilios, la leña o el carbón. Para insertar las baldas, utilizaremos el machihembrado, previamente cortado, para asegurar una buena sujeción.

m4r_900

4. Una vez ya tengas la base, tienes que dar forma a la encimera. Para ello usa un molde de madera de cúpula arqueada (como el que se ve en la foto) y revístelo de ladrillos, comenzando siempre por los laterales. De esta manera le darás a tu barbacoa de obra un aspecto de boca de chimenea falsa.

m4s_900

m4t_900

5. A continuación, usa los ladrillos refractarios para crear un pequeño horno, en el que colocarás la leña o el carbón. Las paredes refractoras, también realizadas en ladrillo, incorporarán los perfiles metálicos en U (previamente cortados), que te servirán como raíles o correderas por donde se deslizará la parrilla.

m4v_900

6. Ahora toca la campana extractora, para la que volverás a necesitar el molde de madera. Tienes que seguir exactamente los mismos pasos que en la encimera, pero teniendo en cuenta dos detalles imprescindibles: la apertura superior de la chimenea y la colocación de un estrangulador de humos.

7. Y si quieres tener una verdadera barbacoa de obra, no puede faltar una chimenea: Una vez hayas perfilado el último arco con ladrillos, ya te puedes poner a ello. En lugar de rellenar el hueco superior del arco, déjalo abierto. De esta manera podrás levantar un tubo de escape de ladrillo macizo hasta la altura que necesites. A continuación, deberás realizar una boca de escape para humos, por lo que la torre quedará parcialmente cerrada.

m4n_900

8. El estrangulador de humos es una pieza en forma de cuña que conduce el humo hacia la parte superior, evitando el retorno de éste al asador. Deberás colocarlo antes de comenzar el trabajo con ladrillos ya que luego quedará todo cubierto. En el caso de que nuestra barbacoa aproveche la pared como punto de apoyo, los peldaños de escalera que harán de estranguladores tendrán que ir adheridos a ella con cemento.

m4q_900

9. Es muy importante que comiences a construir la chimenea de atrás hacia delante, en primer lugar el fondo, donde colocarás el estrangulador con los peldaños y a continuación los peldaños, sellando con el resto de ladrillos. ¡Y ya tendrás listo el esqueleto de tu barbacoa!

Ahora solo te queda decorar. ¿Cómo? Puedes revestirla con piedra natural o artificial y alicatar la superficie de la encimera con los azulejos que más te gusten.

A nosotros ya nos ha entrado el hambre… ¿Preparado para organizar la mejor barbacoa del verano?

Y si estás decidido a no moverte del jardín en todo el verano, seguro que también te interesa: Cómo hacer una hoguera en el jardín y Cómo hacer un estanque en el jardín

Fuente: Facilisimo

2 Comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: