Cuando te preparas un plato con atún, seguramente tu primer reflejo es tirar después la lata a la basura. Pero también puedes preguntarte: «Bueno, y ¿qué hago con esto? ¿Qué puedo hacer con una lata de atún vacía?». Por si no lo sabes todavía, las latas son perfectas para muchos proyectos creativos. Y no me refiero solo a trabajos poco elaborados para los pequeños, obras puramente decorativas ni objetos desagradables que se esparcen por toda la casa, no. Todo lo contrario. Con una lata de atún vacía podemos hacer un objeto bonito y, al mismo tiempo, útil, como un despertador, por ejemplo. Y, además, es mucho más fácil de lo que crees. No lo pienses más: si la idea te llama la atención, sigue leyendo y veamos cómo puedes reutilizar una lata de atún de una manera muy creativa.

Necesitas:

Procedimiento:

Paso 1: lijar

Para reciclar una lata de atún, lo primero que tienes que hacer es limpiarla y lijar el borde interior de la parte de arriba para no cortarte.

Puedes usar papel de lija abrasivo. Hazlo tranquilamente y, con cuidado, continúa alisando la parte saliente.

Paso 2: marcar los puntos

Una vez lijado el borde, utiliza una cinta métrica y un lápiz para marcar una serie de puntos a lo largo del lateral de la lata y uno en la cara principal. En la siguiente imagen, puedes ver dónde tienes que marcar los puntos en una lata de atún de 160 gramos.

Cómo reutilizar una lata de atún: diagrama de perforación

Acuérdate de adaptar las instrucciones al tamaño de la lata.

Paso 3: perforar los puntos

Una vez que hayas marcado los puntos con precisión, puedes hacer los agujeros. La forma más fácil de hacerlo es con un pequeño taladro de precisión (o un taladro normal con brocas pequeñas).

Hacer los agujeros en la lata

Si no tienes ni uno pequeño ni uno normal con brocas pequeñas, puedes hacer los agujeros con un clavo fino, aunque te resultará más difícil mantener la precisión.

Paso 4: pintar la lata

Una vez hechos los agujeros tal y como se muestra en el diagrama, puedes pasar a pintar la lata. Te recomiendo usar pintura en aerosol para poder conseguir fácilmente un efecto de brillo y sin defectos.

Pinta la lata con pintura en aerosol blanca. Yo elegí pintura blanca, pero, evidentemente, puedes usar el color que mejor combine con tu habitación o que más te guste.

Paso 5: pintar los tornillos, arandelas y pernos

Si los tornillos, arandelas y pernos son nuevos, puedes dejarlos sin pintar. Si haces como yo y vas a reutilizar materiales para tu despertador, puedes dejarlos como nuevos pintándolos con una pintura en aerosol de color plateado o dorado.

Pinta los tornillos, arandelas y pernos con pintura de aerosol de color plateado o dorado

O, si lo prefieres, también puedes pintarlos del mismo color que la lata de atún para lograr un acabado homogéneo.

Paso 6: preparar una textura

Mientras esperas a que se seque, puedes ir eligiendo la textura que más te guste para tu proyecto. Puedes buscar una en Internet e imprimirla, utilizar un papel decorativo que tengas en casa o, incluso, usar papel de regalo.

Imprime una textura decorativa, recórtala y dibuja los números encima si es necesario.

Si, al igual que yo, decides crear la textura en ordenador, puedes dibujar los números antes de imprimirla o tendrás que hacerlo una vez creado el disco.

Paso 7: montar la estructura

Coge ahora la lata pintada y seca y cubre el borde exterior con dos pequeñas tiras de textura. A continuación, inserta los tornillos y pernos en los agujeros que has hecho al principio. Concretamente, tienes que fijar los dos pernos a la base de la lata con pegamento termofusible. Inserta los tornillos largos en los dos agujeros de la parte superior (en el borde de la lata) y mete las arandelas en estos tornillos.

Fija también el disco de papel con los números en la parte frontal de la lata con el pegamento en barra.

Paso 8: montar el mecanismo

En este punto, puedes montar el mecanismo colocando el perno en el agujero del centro y asegurándolo con las manecillas por el otro lado.

No te preocupes si nunca has montado un mecanismo de reloj, ya que en el embalaje siempre se indica el orden en el que hay que poner las manecillas. Así que, es mucho más fácil de lo que parece.

Paso 9: terminar la parte posterior

Si quieres darle un buen acabado a la parte posterior del despertador, que al estar expuesta podría resultar poco estética, puedes utilizar una tapa de plástico o metal, siempre y cuando tenga el tamaño adecuado. Te recomiendo que pintes la tapa del mismo color que el despertador y utilices el motivo con la textura utilizada para el disco y el resto de adornos. Para unir la tapa a la lata, mete dos tornillos pequeños en el borde de la lata y dos gomas en los laterales del tapón.

Con un mecanismo de cierre muy sencillo, la tapa cubrirá la parte posterior del despertador y, además, podrás quitarla fácilmente siempre que lo necesites.

¡Ahora sí que tienes toda la información necesaria para poder reutilizar una lata de atún vacía y transformarla en tu nuevo despertador! La diversión está más que garantizada, el resultado será envidiable y nadie se creerá que lo has logrado partiendo de una simple lata de atún.

Así que, si te gusta la idea, solo tienes que ponerte manos a la obra y hacer tu propio despertador personalizado con materiales reutilizados.

Si te ha gustado este artículo te invitamos a leer también Cómo reutilizar las luces viejas de Navidad y Cómo hacer un cuadro de hojas DIY.

Escribe un comentario