¿Has renovado las puertas y no sabes qué hacer con las viejas? ¿O tal vez has encontrado alguna puerta de derribo? En ambos casos, te ofrecemos una solución para darles una segunda oportunidad y crear un práctico y decorativo perchero. Sigue nuestras indicaciones para saber cómo reciclar una puerta de madera en un panel colgador y sorprende a tus familiares y amigos con la transformación.

Para darle una segunda oportunidad a una vieja puerta de madera no se necesita ser un bricolador experto. Si eres un poco manitas comprobarás que con un poco de pintura o barniz y algunos detalles, se puede cambiar radicalmente su aspecto.

La siguiente puerta incluía el marco y era un sobrante de una obra. Su destino hubiera sido el derribo si no fuera porque decidimos que merecía una nueva vida. Se encontraba sin barnizar y su estado era bastante bueno a pesar de que estaba sucia y con manchas de humedad.

antes de reciclar una puerta de madera

Herramientas y materiales

materiales para reciclar una puerta de madera

Para convertir esta puerta en un decorativo panel colgador vas a necesitar:

Coste, duración y dificultad

Si ya cuentas con las herramientas necesarias, el coste aproximado de los materiales es inferior a 30 €. A través de esta simulación de cesta de compra podrás adquirir algunas de las herramientas y materiales empleados.

Por otra parte, para realizar esta transformación necesitarás un día completo, ya que cada paso requiere entre una y dos horas de trabajo.

Dado que es necesario tener cierta práctica en el uso de herramientas eléctricas, hemos calificado este proyecto con un nivel de dificultad medio. No obstante, algunas de ellas se pueden sustituir por herramientas manuales.

Reciclar una puerta de madera en un panel colgador paso a paso

En primer lugar se debe tener en cuenta que las medidas y materiales empleados se corresponden con las características de esta puerta en concreto. En tu caso deberás adaptarlas a la puerta que quieras reciclar. Para ello, tan solo debes seguir estos pasos.

1º.- Limpiar y eliminar herrajes

El primer paso consistirá en extraer la puerta del marco, limpiarla de polvo y suciedad y desatornillar los pernos y cerradura. La mejor opción será que utilices un destornillador de punta plana.

Nuestro consejo es que no intentes forzar los tornillos si están deteriorados. En ese caso, prueba con este truco para poder extraerlos fácilmente.

eliminar los herrajes de una vieja puerta

2º.- Lijar la superficie

A continuación, se lijará toda la superficie con una lijadora orbital o una lija de mano. En las zonas con molduras y hendiduras se puede utilizar una lija de esponja.

Aunque la puerta no estaba barnizada, con el lijado conseguiremos eliminar imperfecciones, así como manchas de humedad y restos de suciedad.

lijar una puerta reciclada

3º.- Proteger la madera con lasur

El siguiente paso consistirá en proteger y dar color a la madera con lasur. Este tipo de acabado permite que la madera regule su humedad interior. Además, deja ver la veta por lo que resulta muy natural al mismo tiempo que decorativo.

Te aconsejamos que se apliques un par de capas con brocha, ya que de esta forma se impregna mejor la madera.

proteger la madera con lasur

4º.- Crear una repisa con un lateral del marco

Como no nos gusta tirar nada, hemos aprovechado uno de los laterales del marco para hacer una repisa en la parte superior en la que poder colocar cuadros, plantas, etc. Para ello, se han seguido los siguientes pasos:

  1. Cortar el lateral del marco con una sierra de sable de forma que tenga el mismo largo que el de la puerta. Una opción alternativa consiste en utilizar un serrucho.
  2. Proteger la madera con lasur, al igual que el resto de la puerta.
  3. Teniendo en cuenta que la puerta se va a colgar de la pared en sentido horizontal, atornillar el marco al lateral que vaya a estar en la parte superior.

reciclar una puerta de madera

5º.- Hacer y atornillar las perchas

Para hacer las perchas se ha utilizado un listón de madera. En primer lugar, con la sierra ingletadora o un serrucho, se cortará un listón de 9 cm de largo y otro de 7 cm. Uno de los extremos se cortará en ángulo de 45º y el otro en ángulo recto.

Seguidamente, se unirán con cola blanca y se introducirán en un sargento de ángulo hasta que el adhesivo haya endurecido. Finalmente, se colocará la percha bajo el lateral inferior de la puerta y se atornillará con unos tirafondos.

perchas de madera DIY

6º.- Colocar el metacrilato en los cuarterones

Por último, se colocará el metacrilato en los cuarterones de la puerta. Los pasos a seguir serán los siguientes:

  1. Medir el espacio del recuadro y contar medio centímetro más.
  2. Con ayuda de una regla y un cúter, marcar en la lámina de metacrilato la medida por la que se va a cortar.
  3. Fijar la plancha al banco de trabajo con sargentos y cortar con la herramienta multifunción.
  4. Introducir la lámina cortada en las ranuras de los cuarterones de la puerta.

colocar metacrilato en los cuarterones de una puerta

Después de seguir todos estos pasos y colgarla de la pared, así ha quedado finalmente la puerta que rescatamos del derribo.

panel colgador reciclando una puerta de madera

Tras colocar un cuadro, algunos objetos decorativos en la parte superior y diversas fotos, conseguiremos proporcionarle un aspecto muy decorativo a la vez que práctico.

reciclar una puerta en un panel colgador

Para adherir las fotos a los paneles de metacrilato se ha utilizado cinta de doble cara. De esta forma se pueden renovar fácilmente cada vez que queramos.

reciclar una puerta en un panel colgador

¿Qué te ha parecido esta idea para reciclar una puerta de madera en un panel colgador? Desde este blog te animamos a darle una segunda oportunidad a tus viejas puertas gracias al bricolaje. Podrás encontrar más inspiración en este enlace con 14 maneras de renovar tus viejos muebles y en este otro sobre cómo transformar un mueble de derribo en una cocina de juguete.

Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: