El blog de ManoMano.es

Cómo proteger las plantas en invierno

,

Es más que probable que con la llegada del frío nos preocupemos por cómo proteger nuestras plantas en invierno. El viento, las heladas y por supuesto la nieve pueden provocar la muerte de algunas de ellas, así que no está de más estar preparado para ayudarlas si es necesario.

Para ello, te sugerimos algunos productos:
Velo de hibernacion
Fundas de hibernación
Manto protección cultivos 
Invernaderos de jardín
Rollo de plástico invernadero
Corteza de pino
Abono rico en potasio

Qué hacer ante un aviso de heladas

Ante todo, no alarmarse. Revisa qué plantas son más susceptibles de sufrir las bajas temperaturas y prioriza su protección ante el resto. Si por su tamaño resulta fácil meterlas en casa por la noche, sitúalas en la cocina o en el baño, donde no van a notar un aumento de temperatura exagerado. Evita colocarlas en el comedor o el salón, donde el shock térmico podría ser peor que haberlas dejado en el balcón o la terraza.

Cómo proteger nuestras plantas en invierno

Afortunadamente, cada vez inventan nuevos materiales que nos facilitan la tarea de dar algo de calor a nuestras plantas.
Los invernaderos son una estupenda opción si dispones de suficiente espacio en el jardín. Los tienes en forma de caseta más o menos grande, y también con estructuras fácilmente desmontables que podrás guardar durante los meses más calurosos.
Sitúalo en el lugar donde reciba más horas de sol directo para que las plantas puedan seguir creciendo sin problemas.

Si eres manitas, puedes incluso construir uno tú mismo, utilizando maderas, perfiles de aluminio, y plástico de invernadero.

Una opción fantástica para los que cultivamos en balcones y terrazas, son las mantas protectoras. Se trata de un material muy fino que una vez extendido sobre las plantas, aumenta su temperatura en unos cuantos grados. Además, permite su transpiración, el riego y que reciban los rayos UV, algo que no conseguirías con un simple plástico. Una vez hayan pasado los fríos, puedes recogerla, lavarla y guardarla para el año que viene.

También encontrarás bolsas del mismo tejido, ideales para árboles y arbustos de tu huerto o jardín.

Ojo con las plantas en maceta: son las que más sufren

La poca cantidad de tierra que contienen las macetas es mucho más sensible a las bajas temperaturas que las que están plantadas en el suelo. Además, las macetas de cerámica o terracota pueden llegar a rajarse si el cambio de temperatura se produce de manera brusca.

Para proteger las macetas, te recomendamos un truco muy sencillo, que consiste en forrarlas con cartón o con plástico de burbujas.  Deja siempre libres los agujeros de drenaje por si la situación se alarga durante días.

También te aconsejamos moverlas para agruparlas, ya que sufren mucho menos cuando están juntas.
Empieza por las más altas, colocándolas contra una pared que reciba sol directo de ser posible. Y continúa de forma escalonada de manera que todas reciban suficiente luz.
Esta distribución te ayudará además a colocar sobre ellas una manta protectora si resulta necesario. Podrás crear una especie de tienda de campaña (ayudándote de cañas o tutores clavados en las macetas más grandes), para protegerlas.

En invierno, riega por la mañana

No está de más recordar que en invierno se aconseja regar siempre a primera hora de la mañana. Durante el día, las temperaturas tienden a subir, por lo que minimizamos el riesgo de helar las raíces si el agua se congela (cosa que sí podría ocurrir si regamos de noche).

Dos trucos más: el acolchado y el abono

El acolchado con paja o corteza de pino también ayudará a abrigar un poco más nuestras plantas. Repártelo sobre el sustrato y olvídate de él, ya que permitirá que el agua de riego siga filtrándose. En invierno actúa como capa protectora y en verano, previene la evaporación. Es  muy interesante acostumbrarse a utilizarlo, sobretodo en zonas de temperatura extrema.

Acabamos sugiriéndote que utilices un abono rico en potasio y magnesio durante los meses más fríos. Aunque estos dos macronutrientes se recomiendan para favorecer la floración de nuestras plantas,  debes saber que también les permitirá ser más resistentes ante el frío.

Cuéntanos si ya aplicabas alguno de estos consejos y si conocías los trucos que te hemos explicado. Nos ayudará a hacer crecer nuestra comunidad.

Responder

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: