El blog de ManoMano.es

Cómo limpiar tu chimenea

Mantén limpia tu chimenea y libre de hollín
,

No hay nada como el calor del hogar y, ni que decir tiene, del calor del hogar con chimenea.

Pero para su buen funcionamiento y para mayor seguridad, es necesario mantenerla libre de hollín. A  continuación te contamos una serie de trucos y pautas a tener en cuenta:

Cuándo debes limpiar tu chimenea

Por norma general, es preciso limpiarla una vez al año y llevar a cabo un mantenimiento al menos una vez a la semana.

Para saber si tu chimenea necesita un repaso, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • El tipo de madera utilizado (las maderas con más resina, como la de pino, producen más creosota. ¡Prohibido utilizar maderas barnizadas o pintadas!)
  • El tipo de tubo de la salida de humo (los de acero galvanizado o vitrificado se tienen que limpiar con mayor frecuencia que los de acero inoxidable)
  • La cantidad de hollín y creosota acumulado en las paredes. Si sobrepasa los 3 milímetros, deberás armarte de un buen cepillo deshollinador y ponerte ¡manos a la obra!

Pasos para deshollinar y limpiar 

Siempre está la opción de llamar a un deshollinador; pero si quieres ahorrarte un dinero y hacerlo tú mismo, tan sólo tendrás que enfundarte en tu ropa más vieja, servirte de periódicos o sábanas, de los productos necesarios y tararear el “chim chimenei” como Mary Poppins.

1. Cuando ya tengas todo lo necesario, deberás buscar el asa de la placa, que se encuentra en el interior de la chimenea. Tira de ella y limpia la placa con el cepillo de alambres rígidos.

2. Introduciendo el cepillo en el tubo de salida de humos de la chimenea, y moviéndolo hacia arriba y hacia abajo, arrastraremos el hollín, y limpiaremos la chimenea adecuadamente.

3. Para su mantenimiento, existen productos para chimeneas que ayudarán a deshacer el hollín. Basta con añadir una cantidad en las brasa una vez a la semana y tu chimenea quedará como nueva.

Consejos para una óptima utilización

Porque no solo vale limpiarla y retirar las cenizas, te dejamos unos consejillos para sacarle el máximo partido:

  1. Utiliza la madera adecuada como la de encina y la de roble.
  2. Evita usar leña que no esté lo suficientemente seca.
  3. Encendiéndola de la manera correcta. Para ello, mejor usar pastilla especiales de encendido.

¡Ahora ya solo te queda disfrutar delante del fuego!

Y si necesitas saber más  te explicamos cómo mantener tu chimenea en buen estado con 7 simples trucos.

Fuente: como-limpiar.org, Hogarmania

Responder

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: