¿Preparado para la barbacoa de este fin de semana? Ya tienes toda la comida comprada, tu barbacoa preparada, pero espera un segundo: ¿Dónde pongo la carne? ¿Y los utensilios de cocina? Si estás harto de tener una mesa por aquí y otra por allá o de tener que entrar cada dos por tres para usar el fregadero, hoy te enseñamos cómo hacer una cocina de exterior a partir de tu barbacoa. ¡Ahora ya no te faltará de nada en tus barbacoas!

¿Qué materiales necesito?

Paso a Paso

1. Lo primero que tienes que construir es el marco de tu cocina. Debes tener una base sólida para poder apoyar el fregadero, en este caso se ha utilizado madera de 4×6 (verticales) y de 2×4 (para las partes horizontales). En este ejemplo se ha tratado la madera para que tuviera mejor aspecto. Se quemó para que el color fuera más oscuro y posteriormente se le aplico una capa de pintura para exteriores para que pudiera resistir perfectamente. Te recomendamos que hagas lo mismo y uses pintura de madera de exterior para que te dure mucho, mucho tiempo. Eso sí, ¡la elección del color te lo dejamos a ti!

2

2. Para que encajen mejor las maderas verticales y las horizontales, haz un renvalse en las verticales, tal y como se ve en la fotografía. Así tu cocina tendrá más estabilidad y firmeza.

4

3

Para hacer los renvalses usa la herramienta multifunción con la hoja de sierra. En este punto debes tener paciencia, ya que vas a tardar un poco, pero el resultado será muy bueno.

5

3. Una vez ya tengas hecho el marco de tu cocina, toca rellenarlo. Para hacerlo usa los ladrillos de piedra, que no solo servirán de decoración sino que también servirán de soporte para tu cocina. Este material es mucho más estable que la madera y resiste mejor el mal tiempo. En este caso se ha usado un tipo de ladrillo de piedra que es muy fácil de cortar. Puedes hacer lo mismo o buscar unos ladrillos de piedra que encajen bien con tu estructura.

6

4. Una vez los  tengas todos cortados, pégalos uno a uno a tu estructura con el pegamento.

7

5. Ha llegado el momento de colocar la encimera de la cocina. Para ello, tienes que usar el tablero laminado de melamina. El molde lo debes construir dependiendo de las medidas que quieras o necesites para tu cocina. Deja un hueco en el sitio donde quieras colocar el fregadero. Una vez hecho, añade una malla de alambre y barras de refuerzo que se adapten perfectamente a la forma de la encimera.

8

6. Una vez ya tengas preparadas las mallas de alambre, quítalas y ya puedes empezar a poner el cemento. Te recomendamos que no pongas mucha agua al cemento ya que después pueden salir grietas o burbujas. No coloques todo el cemento, ya que después tendrás que poner otra capa.

9

7. Una vez lo tengas bien extendido, coloca la malla de alambre que habías hecho antes encima.

10

8. A continuación, cúbrelo con otra capa más fina de cemento.

11

9. Ahora debes alisarlo con la espátula e ir mirando si está bien nivelado. Esta parte es muy importante, por eso te recomendamos que estés unos 30 minutos haciéndolo, así te evitarás algunos problemas después. Una vez hecho, déjalo reposar 48 horas.

12

13

10. Ya tienes casi lista tu cocina, solo te queda añadir los toques finales. Una vez seca la encimera, lija los bordes y ya podrás añadir el fregadero.

14

15

16

¿Preparado para organizar la mejor barbacoa del verano?

¿Tienes algún proyecto de bricolaje en mente pero no sabes por dónde empezar? ¡Cuéntanoslo y te ayudaremos con un tutorial!

Y si quieres tener el jardín completo este verano, échale un vistazo a: Cómo hacer una hamaca con paletsCómo hacer tu propio estanque en el jardín

Fuente: manmadediy

Autor

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: