¿Porqué no crear un árbol de Navidad con plantas? A veces está bien innovar, y hacer las cosas buscando una solución práctica puede ser de lo más gratificante. Este año, mi árbol de Navidad es una estantería con plantas de interior, y quiero compartir con vosotros esta idea en la que ha colaborado toda la familia.

Estantería de plantas navideña

Os pongo en antecedentes de por qué este año mi árbol de Navidad no va a ser un árbol. Hace tiempo compré un abeto artificial, bastante bien conseguido y llevo años utilizándolo. Pero cuando lo subí del trastero, me di cuenta de que no iba a tener espacio dónde ponerlo. Este año he comprado muchas, muchísimas plantas de interior que he ido ubicando en distintos espacios de mi comedor y que debería cambiar de lugar para dejar espacio para el árbol. 

Sinceramente, no creo que tenga mucho sentido sacrificar un lugar luminoso donde crecen bien unas plantas que están vivas para colocar un abeto de plástico. Así que ni corta ni perezosa entré en ManoMano, busqué una estantería que me he auto-regalado para Navidades y la he colocado en el lugar donde normalmente pondría mi árbol. La busqué con forma de escalera, para simular la forma de un abeto. Es probable que compre otra más porque me encanta como queda y es más que seguro que acabe necesitándola para colocar más plantas. ¡El año que viene seguro que llegarán muchas más!

Navidad con plantas, luces, bolas y silicona de purpurina

Lo primero es elegir un lugar donde colocar la estantería y sujetar las guirnaldas de luces. Hemos utilizado una en forma de cortina porque nos pareció que de este modo podría mover cada una de las tiras de manera independiente una vez colocara las plantas. 

decoracion-navidad-plantas

También decidimos utilizar silicona de purpurina para decorar algunas de las macetas de cerámica. Si la maceta no es porosa, será fácil retirarla cuando acaben las Fiestas y dejarla igual que antes. Esta misma silicona os permitirá renovar las bolas del árbol y darles un aire nuevo para seguir utilizándolas. Una idea que nunca está de más para reciclar y reutilizar. ¡Y a los peques les encanta crear nuevas decoraciones! Os animo a compartir con ellos este proyecto que puede ocupar perfectamente más de una tarde de domingo fría o lluviosa.

Una vez decoradas las macetas, hemos colocado las plantas en la estantería. Los peldaños se van ensanchando de arriba hacia abajo, por lo que no hemos tenido problemas con las plantas más grandes. Y por fin he encontrado un lugar donde las colgantes lucen perfectamente. De algunas de ellas ya os hemos hablado en el blog de ManoMano: las Calatheas, la Monstera, las Peperomias… El resto seguirá en breve.

El riego y el abono de las plantas de interior durante el invierno

maceta-pilea-navidad
¿A que ha quedado bonita la maceta de la Pilea? He rellenado con silicona los diseños del borde y ha sido muy sencillo darle un toque navideño.

Actualmente ya he cambiado la pauta de abonado de todas ellas, y en lugar de cada quince días, ahora las riego con agua y abono una vez al mes. Es normal que pierdan algunas hojas y que no luzcan tan vistosas como durante el resto del año. Aunque están en el interior de casa, ni la luz ni la temperatura son las mismas, y ellas se dan cuenta.

El riego es menos frecuente, pero no tanto como para espaciarlo exageradamente. Las que tengo en el salón las estoy regando más o menos igual que durante la primavera y el otoño. En parte se debe a la calefacción, por lo que os animo a revisar la pauta de riego si habíais pensado que quizá en invierno debía ser mucho menor. También estoy evitando los riegos generosos que les vienen tan bien durante el verano y el inicio caluroso del otoño. Suelo llevarlas a la cocina para regarlas, utilizando un plato para no llenarlo todo de agua y dejando que absorban parte del exceso de riego por capilaridad. Ahora, lo evito. Cualquier exceso de riego puede provocar problemas (como hongos) que es mejor evitar.

En cuanto pase el invierno y empiecen a subir las temperaturas aumentaré la pauta de abono, trasplantaré algunas a macetas más grandes y podaré otras para hacer esquejes y conseguir nuevas plantas. Mientras tanto, procuro facilitarles el máximo de luz y calor posible dentro de las posibilidades de mi hogar.

El proyecto finalizado a falta de algunas decoraciones que nos han quedado por colocar. La estantería me vendrá de perlas para que las plantas reciban mucha más luz y al no ser fija podré cambiarla de lugar cuando quiera.

Hemos acabado utilizando palitos de brocheta para sujetar algunas decoraciones de madera como el Papa Noel que he clavado en el sustrato de la Poinsettia. Quizá no es un árbol de Navidad al uso pero a mis sobrinas y a mi nos encanta. Una de ellas me ha dicho que era “un árbol de Navidad de lo más normal para la casa de la tía a la que le chiflan las plantas”. ¡Me la como!

¿Y vosotros? ¿Habéis aprovechado vuestras plantas para decorar las Navidades? Nos gustará que nos contéis cómo en vuestros comentarios. 

Avatar
Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: