Hoy queremos proponeros un ejercicio que nos parece interesante para aprender más sobre jardinería: combinar plantas de interior en una misma maceta o recipiente. Ya sea para conseguir una composición decorativa o para aprovechar que en algunas macetas viene más de una planta, seguro que aprenderemos más sobre ellas.

Consejos para combinar plantas de interior

Creo que lo de combinar plantas en una misma maceta o recipiente es algo que acabamos haciendo todos. Y es que de manera más o menos consciente, y/o por distintos motivos, siempre llega el momento en que nos planteamos si en una misma maceta podemos añadir una planta más.

Personalmente, me parece que crear combinaciones con plantas distintas, nos permite aprender mucho sobre ellas. Y por ello me propongo que con este artículo, os animéis a experimentar con plantas. Como os decía antes, no sólo aprenderéis sobre ellas, sino que también perderéis el miedo a manipularlas. Y constataréis que son muchísimo más resistentes de lo que parecen.

Fitonia blanca
Esta Fittonia albivenis presenta un porte más «colgante» que el resto de variedades.

Llevo mucho tiempo combinando plantas tanto de interior como de exterior en macetas y jardineras. Y creo que el mejor consejo que os puedo trasladar es que seáis conscientes de que la composición que vamos a crear va a ser efímera. Hay algo que no podremos evitar: las plantas crecerán y con el tiempo van a necesitar un nuevo trasplante, ya sea a una maceta individual o bien a una nueva composición. Algunas plantas de temporada (sobretodo en exterior), puede que se mueran al acabar su época de cultivo. Ya hace algunos días que mis macetas colgantes de exterior (que estaban llenas de petunias) pasaron a mejor vida. Pero, ¿y lo bonitas que han estado durante todo el verano llenas de flores de distintos colores?

Algunos me diréis que en tal caso no le veis el sentido a crear estas composiciones. ¿No sería mejor dejar cada planta en su maceta y trasplantarla cuando sea necesario? Puede que sí, pero cuando tienes muchas plantas, las composiciones pueden ser una solución.

Motivos para combinar plantas de interior

fitonia-roja

Me explico basándome en las imágenes que encontraréis en este artículo: tengo 4 variedades distintas de Fittonias en macetas individuales (pero que no son “tan individuales”, porque en cada una de ellas hay más de una planta). Están creciendo de maneras distintas y combinarlas me va a permitir separarlas, conseguir una combinación muy vistosa que creo que va a lucir durante mucho tiempo y de paso, aprender sobre cómo se comportan en una ubicación con más luz de la que están recibiendo ahora mismo.

Al separarlas una a una, vamos a ver cómo se desarrollan sus raíces, renovaremos el sustrato en la que están plantadas y, ¿por qué no? También conseguiremos nuevas plantas que podemos cultivar en macetas individuales para comprobar hasta dónde son capaces de crecer.

Combinar plantas de interior con las mismas necesidades de luz y riego

podar plantas de interior
Pinzar regularmente algunas plantas nos permite darle forma y conseguir nuevas plantas a partir de los esquejes.

Creo que esta debería ser la base de cualquier combinación exitosa: combinar plantas que tengan las mismas necesidades de luz, riego e incluso de abono. Cultivándolas juntas buscamos un impacto visual y decorativo que nos permita disfrutarlas por igual. En este caso particular os diré que tengo las Fittonias desde hace algo más de un mes y en este tiempo las he dejado crecer observando sus necesidades:

  • Todas ellas, a excepción de la de nervios rojos, son muy sensibles a la falta de riego. De hecho, son plantas que no pueden evitar ser algo exageradas cuando necesitan más agua: lo demuestran con sus hojas caídas y aparentemente deshidratadas. Unas drama queen de manual.
  • La de nervios blancos es la que muestra un comportamiento más colgante, lo que aprovecharé cuando las ponga juntas en el mismo recipiente. 
  • Las de mosaico crema y rosado, han crecido mucho en altura, perdiendo parte de su encanto. Esto me indica que debo pinzarlas a menudo para mantener un porte bajo y favorecer su crecimiento. Aunque estamos en otoño, aprovecharé la parte cortada para intentar reproducirla en agua y en tierra. Seguro que alguna de las dos formará raíces con lo que además, aprenderé cómo reproducirla.
  • Y por último, he constatado que la de nervios rojos es la que se mantiene más uniforme en altura. Puede que se deba a que en la misma maceta conviven muchas plantas (y les falte nutrientes para seguir desarrollándose) o bien a que sea el comportamiento concreto de esta variedad. Lo aprovecharé para trasplantar algunas de ellas dentro de un tarro de cristal. Tengo uno guardado hace tiempo y me permitirá experimentar su crecimiento en terrario. 

Cómo crear una composición paso a paso

división-fitonia
Separa las plantas con cuidado pero con decisión. Riégalas unas horas antes para que el proceso sea más sencillo.
  • Riega las plantas unas horas antes de dividirlas: las raíces aguantarán mejor y se romperán menos.
  • Siempre que te sea posible, utiliza un recipiente con agujero de drenaje. A la mayoría de las plantas no les gusta el sustrato encharcado. Si no lo tiene, asegúrate de añadir una capa de arlita o piedra volcánica en el fondo del mismo para evitar que cualquier exceso de riego quede en contacto con las raíces.
  • Separa las plantas con cuidado pero con decisión. Introduce los dedos en la tierra sujetando cada planta por la base, separándolas poco a poco. Es probable que se rompan algunas raíces en el proceso, pero pronto crecerán más.
  • Aprovecha para eliminar cualquier hoja fea o marchita. También puedes pinzarla en este momento, antes de trasplantarla al nuevo recipiente.
  • Utiliza un sustrato universal o específico para plantas verdes. Si es una planta especialmente sensible a los encharcamientos, prueba a añadir un poco de perlita al sustrato: favorecerá el drenaje.
  • Antes de colocar juntas las distintas plantas, observa el aspecto de cada uno de los individuos. Ten en cuenta sus distintas alturas y su comportamiento previo (si ya lo conoces) para decidir qué ejemplares vas a utilizar. 
  • Preséntalas sobre el sustrato antes de trasplantarlas. Deja espacio entre ellas para que puedan crecer. 
  • Trasplanta y riega generosamente a continuación. 

Cuidados de las Fittonias

fittonia-variedades
Cuatro variedades de Fittonia o planta del mosaico en una misma maceta

Si estás pensando en combinar plantas de interior e incluir en tu maceta una Fittonia, estos son los aspectos más importantes sobre sus cuidados que debes saber:

Luz: necesitan una ubicación luminosa, evitando el sol directo. Si detectas que el color de los nervios o el mosaico pierde intensidad, es probable que necesiten algo más de luz.

Temperatura: soporta mejor el calor que el frío. En invierno ralentiza muchísimo su crecimiento, así que intenta mantenerla en una habitación donde la temperatura no baje de los 15º.

Riego: la mayoría de variedades necesitan de dos a tres riegos semanales durante el verano. En invierno, será suficiente un riego semanal. Ella se encargará de indicarte cuándo tiene sed.
Si el ambiente es muy seco, pulverízala de vez en cuando.

Abono: Abónala cada quince días con un abono específico para plantas verdes desde la primavera a mediados de otoño. Durante el invierno, puedes abonarla una vez al mes.

Trasplante: A una maceta ligeramente mayor si observas que las raíces aparecen por los agujeros de drenaje. Aprovecha ese momento para dividirla si te parece que hay demasiadas plantas en la maceta.

Poda: para mantener la forma de la planta, pínzala con regularidad. Crecerá más compacta y mantendrá su tamaño bajo.

¿Tienes en casa macetas combinadas? Nos gustará que nos lo cuentes en comentarios.

Avatar
Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: