Sin lugar a dudas, los geranios están entre las plantas más vendidas en España. Resisten las altas temperaturas y el sol de nuestro verano, llenando de color balcones y patios.

Pero tienen un problema en forma de mariposa que puede acabar con nuestras plantas si no estamos pendientes de ella. Por ello hoy queremos explicarte cómo combatir la mariposa, la polilla o el taladro del geranio.

Cómo actúa la mariposa del geranio

Esta plaga suele llegar a nuestras plantas en forma de mariposa. Quizá por ello no solemos prestarle demasiada atención, ni la identificamos como un problema.

Fuente: Wikimedia Commons

Revolotea alrededor de ellas y deposita sus huevos en las partes más tiernas. Tiene preferencia por las flores, los capullos por abrir o las hojas más próximas a estos.

Eso es lo que venía buscando: reproducirse en un lugar donde sabe que su progenie podrá alimentarse.

mariposa-geranio-detalle
Fuente: Wikimedia Commons

Al eclosionar los huevos, las larvas empiezan a alimentarse de nuestras plantas, pasando a los tallos en cuanto aumentan de tamaño. De ahí que su nombre sea también el del taladro o barrenador del geranio.

Las mariposas miden unos 2 cm y podréis observarlas a simple vista ya que son de hábitos diurnos. Sus tonalidades están entre el marrón y el marrón anaranjado con bandas blancas alrededor de las alas. Las larvas son verdes, peludas y cuando empiezan a crecer, presentan unas franjas rojizas.

Aparecen entre marzo y octubre, cuando las temperaturas son más elevadas.

Los daños pueden llegar a ser devastadores, ya que al alimentarse de la parte interior de los tallos, la circulación de la savia se vé interrumpida. La planta empieza a mostrar síntomas de debilidad y acaba marchitándose y muriendo.

larva-mariposa-geranio
Fuente: Wikimedia Commons

Esta plaga de origen africano, llegó a España en 1987. Y como ocurre con la mayoría de plagas de importación, al no tener enemigos naturales se propagó rápidamente. Este es el motivo por el que en el año de su llegada y los inmediatamente posteriores, la mortandad de los geranios fue muy, muy elevada.

Afortunadamente, disponemos de métodos para combartirla, siendo la prevención nuestra mejor arma.

Cómo prevenir la aparición del taladro del geranio

Una planta sana y bien abonada resistirá mucho mejor cualquier ataque. No olvidéis abonar vuestros geranios con regularidad, ya que también os ayudará a mantenerlos en flor durante todo el verano.

Podemos protegerla utilizando un producto específico anti-taladro, que evitará que la mariposa deposite sus huevos. Si buscáis un producto ecológico, el aceite de neem da muy buenos resultados, así como el Bacillus thuringiensis. También existen productos en spray para facilitar su pulverización sobre la planta.

Prestad especial atención a estos síntomas de alarma:

  • Los capullos que están por abrir no prosperan y ennegrecen.
  • Mal aspecto general: caída de hojas y/o amarilleo.
  • Agujeros en los tallos, que acaban ennegreciendo.
  • Excrementos de las larvas sobre las hojas. Son bolitas minúsculas que podemos confundir con restos de sustrato.
  • Notar que los tallos están huecos. Apretadlos para notar su estado, empezando desde las puntas de la planta hacia la base.

Cómo actuar si nuestros geranios están afectados por la polilla del geranio

Aunque nos duela, lo mejor es realizar una poda drástica. Y cuando decimos drástica, nos referimos a una poda a conciencia. Las larvas son minúsculas al eclosionar, y es mejor cortar de más, que de menos. Eliminad los brotes afectados destruyéndolos, para evitar que las larvas puedan seguir adelante con su ciclo.

No temáis por vuestro geranio: es una planta muy dura y rebrotará sin problemas.

Combinad la poda con la aplicación de un producto sistémico que se aplica diluido en el agua de riego. Es la única manera de asegurarnos que entrará en el sistema circulatorio de la planta y acabará con el problema.

El ciclo del barrenador del geranio

Como comentábamos al principio, esta plaga prefiere temperaturas elevadas para completar su ciclo . Por ello, entre la primavera, el verano y los primeros meses de otoño puede llegar a completar 5 o 6 generaciones, por lo que hay que prestar especial atención a nuestras plantas.

Os recomendamos aplicar un producto preventivo cada 15 días para estar seguros de que nuestros geranios y gitanillas están protegidos.

Esperamos que estos consejos os sean útiles para disfrutar de las flores de geranios y gitanillas.

Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

2 Comentarios

  1. M. Teresa Martínez ortiz Reply

    Adoro los geranios pero la mariposa Africana ( aquí, gris y negra) ha destrozado mi terraza y creo que he hecho todo lo que dices menos la poda drástica que tampoco pienso que sirve si hacen de 5 a 6 puestas.

  2. Gracias por los buenos consejos. La verdad q esa dichosa polilla es un fastidio y cuesta lidiar con ella. Seguiremos tus consejos a ver que tal. Un saludo.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: