Ser un manitas son todo ventajas. No hay mueble o chapuza que se te resista, los fines de semana siempre son entretenidos y hacer las cosas uno mismo te permite ahorrar bastante dinero. No hace falta realizar grandes proyectos de bricolaje para sentirte como un auténtico manitas, todo es cuestión de empezar por arreglar cosas más simples para ir cogiéndole el gustillo. Además, lo mejor es empezar por pequeñas reparaciones que te permitan ahorrar y que no requieran mucho esfuerzo. ¡Tu puedes!

Trucos para ahorrar haciendo bricolaje

Quitar arañazos y desperfectos del suelo de madera

Tener el parquet lleno de arañazos es más que común, y si pensabas que sólo un profesional podría mejorar el estado de tu madera, estabas muy equivocado. Lo único que necesitas para eliminar los desperfectos es cera de madera. Hoy en día existe una gran variedad en función del color, la intensidad y el tono que quieras en la madera, así que elige la cera que mejor encaje con el parquet de tu casa. Te recomendamos que primero hagas una prueba en una zona de la madera que sea poco visible, para evitar empeorar el aspecto del parquet en caso de que esa no sea la cera más adecuada. Después, aplica la cera con una gasa haciendo movimientos circulares en las zonas afectadas. Si el arañazo o golpe es muy profundo y se nota el desnivel en la madera, lo mejor es que calientes la cera para rellenar el golpe y así recuperar el estado de la madera al máximo.

ahorrar haciendo bricolaje

Adiós a las puertas que rozan el suelo

Con el paso del tiempo puede ser que las puertas empiecen a rozar el suelo, provocando ruidos al utilizarlas y arañazos o marcas en el suelo. Una simple revisión de las bisagras solucionará este problema: comprueba que los tornillos estén bien apretados y cámbialos por unos más largos si hace falta. De esta forma, la puerta volverá a estar bien encajada y ya no tendrás problemas al abrirla o cerrarla. De todas formas, depende del material del que estén hechas, las puertas pueden dilatarse a través de la humedad, por lo que convendría pasar una hoja de papel de lija por debajo de la puerta, y lijarla hasta la medida que encaje con el suelo.

puerta-ahorrar

Todos los grifos en buen estado

A veces los grifos pierden agua o gotean… eso no significa que debas cambiar de grifo o que tengas que llamar a un técnico. La mayoría de las veces eso ocurre porque la arandela está en mal estado, así que lo primero de debes hacer es comprobar que ése sea el problema. Para saberlo, desatornilla la cabeza del grifo, comprueba el estado de la arandela y si ves que no tiene muy buen aspecto, cámbiala. Ya ves, una solución rápida, fácil y barata. ¿Qué más se puede pedir?

grifos-ahorrar

Basta de muebles que cojean

A no ser que el suelo de tu casa esté torcido, tienes algunos muebles que cojean. Las mesas y las sillas acostumbran a ser las más problemáticas. El truco del libro está muy visto y no es demasiado práctico, así que te recomendamos que revises los tacos de las patas del mueble en cuestión y sustitúyelos si están en mal estado. Si de todas formas sigue cojeando, asegúrate que los tornillos de las patas estén bien apretados, quizás con el tiempo se han aflojado y ahora esa sea la causa. No hay nada más incómodo que sentarse en una silla que no para de moverse o apoyarse en una mesa que baila. Este truco tan sencillo es todo lo que necesitas para evitarlo.

silla-manomano

Haz de tu casa un lugar verdaderamente cómodo y confortable. Ya has visto que por muy poco presupuesto que tengas nada te impide mejorar algunos rincones de tu hogar. También puedes aprovechar este mes para hacer bricolaje los fines de semana y así ahorrarte más gastos en salir. 😉

¡Saca tu espíritu de gran manitas! 

Autor

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: