¿Tu gato necesita un rascador o cama nueva? Seguro que le encantará esta cama para gatos DIY que incluye rascador y una pequeña zona de juegos. Con ella saldréis los dos ganando: a ti te ahorrará mucho espacio y él pasará un montón de horas descansando o entretenido.

Los gatos tienen fama de encontrar siempre el rincón más cómodo de la casa. De hecho, suelen dormir en nuestro sillón favorito (que también es el suyo). Si quieres evitarlo, lo mejor es crearles su propio espacio donde puedan estar, jugar, afilarse las uñas y dormir. Para hacerlo tú mismo, tan solo tienes que seguir este tutorial paso a paso.

.

Herramientas y materiales

Las herramientas y materiales que vas a necesitar para hacer esta cama para gatos DIY son muy fáciles de conseguir, tal y como vas a comprobar a continuación:

Coste, duración y dificultad

Si cuentas con las herramientas necesarias, el coste aproximado de los materiales es inferior a 60 €. A modo orientativo, en este enlace podrás encontrar la cesta de la compra con algunas de las herramientas y materiales empleados.

Por otra parte, este proyecto DIY tiene una dificultad media y resulta adecuado para manitas con cierta práctica a la hora de hacer tareas de bricolaje. Para su realización necesitarás un día o jornada para cortar, ensamblar y pintar las diferentes piezas que componen la cama/rascador.

Medidas y plano

Esta cama para gatos con rascador esta formada por módulos apilables e independientes. Cada uno de ellos se corresponde con un nivel o planta. En la siguiente imagen se puede ver las medidas de las piezas que se han utilizado para este proyecto DIY.

Cama para gatos con rascador paso a paso

Como se ha indicado en el punto anterior, la cama consta de 3 módulos del mismo tamaño colocados sobre el suelo y apilados uno sobre otro. Todos los módulos tienen 51 cm de largo, 32 cm de ancho y 28 cm de alto. Sin embargo, cada uno de ellos se distingue por tener una característica particular:

  • Módulo base o situado en el primer nivel. Tiene una de sus esquinas cortadas en ángulo de 45 grados. Además, la parte trasera está parcialmente abierta para que el gato pueda mirar a través de ella y habilitarse como zona de juegos.
  • Rascador o módulo del segundo nivel. En uno de sus laterales se ha enrollado cuerda de sisal para que el gato pueda afilarse las uñas.
  • Módulo superior o del tercer nivel. A este módulo se accede desde la parte inferior y se ha decorado con la silueta de la cabeza de un gato.

Para ensamblar los diferentes módulos, se deben seguir estos pasos.

1º.- Cortar las piezas

Cada uno de los tableros se cortará con la sierra ingletadora telescópica, según las medidas indicadas en el punto anterior. En el caso de las piezas que forman el módulo base, hay que tener cuenta lo siguiente:

  • Ambos laterales tendrán una esquina cortada en ángulo de 45º y las tres restantes en ángulo de 90º.
  • Los laterales de 28 cm de la pieza que hace de trasera se cortarán biselados con una inclinación a 30º.

2º.- Hacer el calado

En una de las piezas laterales de 49×28 cm se hará el calado de la silueta del gato. Para ello, se dibuja el contorno con un lápiz y realiza un orificio con el taladro. A continuación, se introduce la sierra de la caladora y se recorta la silueta. Finalmente, con una herramienta rotativa se lijarán y afinarán los bordes.

3º.- Montar las piezas de cada módulo

En siguiente paso consistirá en montar las piezas de cada módulo. Para ello, se seguirá el siguiente esquema:

  • Base: atornillar los dos laterales con la esquina en ángulo en dirección hacia la parte inferior. Unir la parte superior con el techo y la inferior con la base. Colocar la trasera en diagonal, dejando descubierta la mitad superior.
  • Rascador: atornillar a la base y al techo, el lateral de 49×28 cm y el de 30×28 cm. Colocar una trasera en cada estremo del módulo.
  • Calado: atornillar los laterales al techo y a la base de 30×28 cm. Colocar la trasera.

4º.- Pintar los módulos

A continuación, se pintarán los módulos. Para ello se ha escogido un esmalte acrílico para la parte externa y la cara interna de la madera se ha dejado con su tono natural.

5º.- Colocar la cuerda y juguetes

El último paso consiste en colocar la cuerda de sisal alrededor del lateral más estrecho del módulo del segundo nivel. Para ello se fijará un extremo a la parte interna con ayuda de la grapadora. Seguidamente, se irá rodeando el lateral hasta cubrirlo totalmente.

Por otra parte, en la apertura trasera del módulo base se colocarán unos ganchos para colgar juguetes.

Finalmente, tan solo quedará apilar los módulos unos encima de otros. Aunque se mantienen por sí solos, si se quiere una mayor estabilidad, se pueden atornillar internamente entre ellos.

La última palabra la tienen los verdaderos protagonistas de este proyecto DIY: nuestras mascotas felinas. Parece que su nueva cama/rascador les ha gustado ¿verdad?

¿Te animas a hacer una cama para tus mascotas? De esta forma, tus gatos disfrutarán de un espacio creado especialmente para ellos. Si además consigues recuperar la posesión de tu sillón favorito, el esfuerzo habrá merecido doblemente la pena.

Autor

Mari Luz es la autora del blog Bricoydeco y algo más... DIYermanica, amante del reciclaje, tuneo y customización de muebles y objetos que con mucho cariño les da una segunda oportunidad para convertirlos en piezas únicas.

1 Comentario

Escribe un comentario