El blog de ManoMano.es

Bañeras de hidromasaje: di adiós al estrés

Llegas a casa después de un largo día de trabajo, hace frío en la calle y hoy estás particularmente cansado. Necesitas unas vacaciones para cargar las pilas, pero aún no es el momento. Lo único que te apetece son unos minutos de relax, que nadie te moleste y poder quedarte a solas con tus pensamientos. Nuestra propuesta: un buen baño en una bañera de hidromasaje. Tu mejor compañía en días como este son las burbujas, pon en remojo tus pensamientos, pon tu playlist más relajante (se aceptan sonidos de la naturaleza, canciones instrumentales) y relájate.

Los beneficios terapéuticos del masaje que ofrecen estas bañeras (masaje de agua) son diversos: reduce el estrés y la presión arterial alta y actúa sobre las zonas con dolor, tanto músculos como articulaciones. Darse un baño con hidromasaje proporciona una sensación de bienestar incomparable.

Hoy te queremos dar algunas recomendaciones para que tu elección a la hora de hacerte con una de estas bañeras sea la más acertada, ¿qué debes tener en cuenta?

1. Tipo de masaje

Cada bañera te ofrece un tipo de masaje, que te aportará unos beneficios u otros.

Masaje de aire, para hacer baños relajantes. Con un sistema de aire comprimido, este tipo de masaje te da la sensación de flotar en el agua. Los músculos se relajan y con el masaje de los chorros disminuye la sensación de cansancio.

Masaje de aire /agua, para baños tonificantes. Este sistema tiene la función de emitir agua a presión a través del aire alimentado por bomba muy potente. Por tanto, el masaje se hace con la propulsión de los chorros accionados por aire. Normalmente se puede elegir la dirección de los chorros. Este tipo de masaje mejora la circulación sanguínea y reduce la fatiga.

El masaje mixto de aire / agua + aire, para un baño refrescante y relajante. Este tipo de bañera te proporciona un baño tonificante gracias a los chorros accionados por el aire, a la vez que te relaja a través de sus chorros de agua.

2. Disposición y número de difusores

La disposición y número de difusores que tenga tu bañera pueden determinar la calidad del masaje. Ten en cuenta que es más importante que los difusores estén bien distribuidos que no que haya muchos. La buena disposición  de estos aumentará la fiabilidad de los masajes localizados. Antes de escoger ninguna bañera, piensa en las zonas que más quieres trabajar.

3. Forma

En cuanto a bañeras de hidromasaje, las tienes de varias formas. Lo que obviamente debes tener en cuenta es cuál de ellas encaja mejor en tu cuarto de baño. Aquí, lo dejamos a tu gusto o necesidades, ya que puedes encontrar prácticamente las mismas funciones en todas, tengan la forma que tengan.

4. Los accesorios (la mejor parte)

Cuando ya tengas decidido todos los criterios anteriores te toca imaginarte en tu fantástica bañera, disfrutando de un poco de tranquilidad, sin presiones y sin nervios. ¿Qué te falta? ¿Una luz que te ambiente? ¿Un poco de música? Hay bañeras con radios integradas, con juegos de luces y con varios accesorios que harán que no quieras salir de la bañera hasta que parezcas una pasa.

¿Qué beneficios tiene el hidromasaje?

No te creas que tener una bañera de hidromasaje solo te ayuda a relajarte (que ya es mucho) sino que tiene más puntos a su favor, algunos ya te los hemos dicho antes, pero además este tipo de bañeras son ideales para:

  • Aliviar el dolor de cabeza y el asma.
  • Aliviar el dolor de cervicales y de espalda.
  • Dilatar los poros y suaviza la piel.
  • Ayudar a eliminar la celulitis.

Nosotros no decimos que sin una bañera de hidromasaje no te puedas relajar… pero éstas te hacen llevar el descanso a otro nivel. 😉

¿Ya tienes la bañera? Ahora toca preparar el terreno para tener el baño ideal, ¿cómo?=> Consejos para preparar un baño relajante

¿Eres más de duchas? ¡No hay problema! las tenemos para todos los gustos => conjuntos de ducha

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: