Si bien es cierto que a veces nuestro salón no cuenta con los metros cuadrados que nos gustaría, también lo es que a menudo pequemos de excesos de mobiliario y objetos decorativos que nos pueden transmitir una sensación agobiante al entrar en él. Si te sientes identificado con la descripción, la buena noticia es que existen multitud de herramientas a nuestra disposición para ganar espacio en nuestro salón sin tener que tirar muros para conseguir metros extra.

Con un poco de maña y siguiendo estas pautas, lograrás tener un salón luminoso, visualmente más amplio para que disfrutes al máximo de esos ratitos  de relax.

Suelos y paredes claros

Apuesta por suelos y paredes claros que iluminen cada rincón. Esta es la regla de oro para que nuestro salón parezca más grande de lo que es. Elige tonos blancos o suaves como el gris perla o el visón, y deja los toques de color para los pequeños detalles.

La iluminación es clave

Mejorar la iluminación es uno de los puntos clave para ampliar visualmente nuestro salón. Para empezar, apostaremos por potenciar la luz natural, intentando no obstaculizar nuestras ventanas o accesos a terrazas con muebles o cortinas pesadas. Además, ubicaremos diferentes puntos de luz secundarios en zonas estratégicas de la estancia para que no quede ni un solo rincón sin iluminar.

Distribución del mobiliario y delimitación de estancias

Separar cada área es fundamental para ganar espacio en nuestro salón. Puedes hacerlo fácilmente utilizando alfombras o definiendo el espacio con muros de cristal que no entorpezcan la visión de la estancia.

La elección de los muebles

Evita sofás y sillas con respaldos altos y decántate por muebles que no creen volumen a la altura de los ojos. Además, es esencial adecuar el tamaño de tus muebles a tus metros cuadrados. Todo lo que exceda en medida resultará desproporcionado y tendrá el efecto contrario al que buscamos.

Jugar con las dimensiones

¿Techos más altos y ventanas más grandes? ¡Podemos conseguirlo! Sube la altura de la barra de cortinas y aumenta unos centímetros su longitud. Con este truco tan fácil conseguirás que tu ventana parezca más grande de lo que es y visualmente le darás altura a tus techos.

Elementos de decoración para no comerte espacio

Prescinde de objetos grandes y pesados. Los detalles de cristal y las superficies metálicas para reflejar la luz serán tus mejores aliados a la hora de ampliar el espacio. 

Colores para agrandar las estancias

Decora tu sofá con una misma gama cromática y distintos matices de color. Evita los estampados o, si no puedes vivir sin ellos, apuesta por los cojines de rayas o figuras geométricas. Mezcla con otras piezas en tonos claros para que tu combinación quede perfecta.

Cuando hay orden, hay espacio

El orden es fundamental si queremos ganar espacio en el salón, o en cualquier estancia. Mantén las estancias despejadas y libres de paso. Utiliza cestos de almacenaje en colores claros para mantener el orden de los pequeños objetos y no satures los estantes o vitrinas con multitud de libros y figuras.

Ponte manos a la obra y sigue estos sencillos truquitos para hacer de tu salón el lugar perfecto para relajarte. ¿Te animas?

Si te ha gustado este artículo te invitamos a leer también Tips infalibles para decorar tu sofá con estilo y Cómo colocar una alfombra de yute para sacarle el máximo partido.

Paula Silvagni
Autor

Apasionada del interiorismo, deco-coach e Instagrammer (@paula_silvagni_interiors). Desde su galería en Instagram muestra las últimas tendencias para decorar con estilo cada rincón de tu casa.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: