Las aromáticas más refrescantes del verano pueden cultivarse en la terraza o en suelo, ya que se adaptan sin problemas a las macetas, jardineras o a distintas ubicaciones del huerto o el jardín. Son plantas de exterior que pueden crecer incluso en una cocina luminosa para poder tenerlas siempre a mano.

Os animamos a cultivar algunas de las plantas aromáticas más refrescantes, siguiendo estos cuidados básicos y algunos trucos para reproducirlas o alargar su producción, y os invitamos a utilizarlas para dar un toque de sabor y frescor a tus recetas de este verano.

La Albahaca, la reina del verano

¿A quién no le gusta un buen pesto o una simple ensalada con tomate, mozzarella y albahaca fresca? La Albahaca (Ocimum basilicum) es una planta de cultivo anual. Esto significa que morirá cuando llegue el frío y tendremos que volver a sembrarla la próxima primavera. Mientras, podremos disfrutar de sus aromáticas y perfumadas hojas en distintos tipos de platos.

aromáticas-refrescantes
Es recomendable cortar las flores de la albahaca cuando empiezan a formarse. De este modo, alargaremos la vida útil de la planta. Cortadlas siempre por debajo del primer par de hojas a partir de las que se forman las inflorescencias.
  • Siembra: En primavera. Reparte algunas semillas sobre la tierra, sin hundirlas. Cúbrelas ligeramente con un poco más de tierra y riega a continuación. Germinarán a los pocos días.
  • Trasplante: No es necesario trasplantarla a no ser que la hayas germinado en semilleros. Si has adquirido una maceta con muchas plantas, divide el cepellón en 3 o 4 partes, y trasplántalas por separado. Cada uno de los pequeños tallos será una única planta, y si hay muchas en la maceta les costará desarrollarse bien. 
  • Ubicación: Colócala en un lugar donde tenga mucha luz e incluso sol directo durante algunas horas. En pleno verano agradece sombra durante las horas más calurosas.
  • Riego: el necesario para mantener la tierra húmeda, sin llegar a estar encharcada. Si necesita más agua, lo notarás enseguida porque sus hojas se verán débiles y caídas.

La Menta y la hierbabuena, entre las aromáticas más refrescantes

esquejes-piperita
Podéis obtener nuevas plantas de menta y de hierbabuena fácilmente poniendo un esqueje en agua. En menos de una semana aparecerán las raíces y podréis trasplantarlas donde queráis.

Aunque pertenecen a la misma familia, el aroma de la Hierbabuena (Mentha spicata) es distinto al de la Menta (Mentha piperita), aunque igualmente refrescantes. No os equivoquéis: la hierbabuena es la que se usa en los mojitos, mientras que la menta combina a la perfección en infusiones frías, zumos verdes y distintas recetas de cocina (salsas con yogur, ensaladas frías, etc).

  • Siembra: En primavera. Sus semillas son minúsculas, como un polvillo, por lo que no deberían enterrarse. Repártelas sobre la tierra y riega a continuación con un pulverizador.
  • Trasplante: Tanto la menta como la hierbabuena son plantas muy invasivas, que viven durante varios años aunque en invierno pueden perder sus hojas. Forman estolones bajo tierra que pueden aparecer a bastante distancia de la planta madre, por lo que es recomendable cultivarlas en macetas, jardineras, o en espacios delimitados con rocalla
  • Ubicación: Les gusta mucho el sol aunque es conveniente una ubicación sombreada durante las horas más calurosas del día
  • Riego: Mantén el sustrato húmedo, prestando atención al aspecto de sus hojas. Si necesitan riego, lo notarás por su aspecto alicaído.

Perejil

lata-de-cultivo-semillas-perejil
El perejil de hoja lisa o gigante es mucho más aromático que el de hoja rizada (Petroselinum sativum var. crispum)

El Perejil (Petroselinum sativum var. latifolium) es una de las aromáticas refrescantes más utilizadas en la cocina mediterránea. Es imprescindible para preparar un majado con ajo en distintas recetas frías y guisos, pero también en otras muchas preparaciones. 

  • Siembra: De todas las aromáticas que os presentamos en este artículo, es la que más tarda en germinar, en ocasiones hasta 4 semanas. Reparte las semillas sobre la tierra, cúbrelas con una capa ligera de sustrato y riega a continuación. No te olvides de ellas: mantén el sustrato húmedo hasta que germinen.
  • Trasplante: Al suelo o a macetas, dejando una separación de unos 10 cms entre plantas.
  • Ubicación: Sol parcial o semisombra.
  • Riego: Cada dos o tres días en verano, aunque siempre dependerá del sol que reciba y del tamaño de la maceta. Si es pequeña y la planta ha crecido mucho, puede necesitar riegos diarios debido a la gran cantidad de hojas que se forman.

Cilantro

mini-huerto-urbano-cilantro
Del cilantro se aprovecha todo: hojas, semillas y en algunas recetas, incluso sus raíces.

El sabor del Cilantro (Coriandrum sativum) provoca discordia: o lo odias o lo adoras. Probablemente sea porque es poco habitual en nuestra gastronomía (a excepción del mojo verde canario) y se nos hace extraño al paladar. Pero es imprescindible en el refrescante guacamole y en multitud de recetas portuguesas, latinoamericanas y asiáticas, tanto por sus hojas como por sus semillas.

  • Siembra: En primavera o en otoño, enterrando muy poco la semilla, a menos de 1 cm.
  • Trasplante: A macetas, jardineras o directamente al suelo, con una separación de 10-15 cms entre plantas.
  • Ubicación: Sol o sombra parcial, evitando el sol directo durante las horas centrales del día.
  • Riego: Mantener el sustrato húmedo.
vilmorin-semillas-de-albahaca-cilantro-cebolleta-y-perejil-4-discos-biodegradables
Los discos de semillas resultan muy prácticos porque únicamente hay que colocarlos sobre la tierra, cubrirlos ligeramente, y regar a continuación. Cuando germinen, separaremos las plántulas o eliminaremos las que sea necesario para que cada una tenga su espacio.

Acabo (como siempre) con un consejo basado en mi experiencia personal: es buena idea cultivar las aromáticas en macetas o jardineras que puedan cambiarse de lugar conforme pasamos de la primavera al verano. Una menta, por ejemplo, puede crecer muy bien a pleno sol en primavera y achicharrarse en el mismo lugar durante el verano, por más que la reguemos.

¿Y vosotros? ¿Qué consejos (o recetas) podéis compartir con el resto de la comunidad de Manitas? ¿Qué otras aromáticas refrescantes nos recomendáis? Nos encantará leerlo en los comentarios.

Si te ha gustado este artículo te recomendamos leer Cuidados del Aloe Vera y Cómo hacer una tabla de cortar de madera para la cocina.

Avatar
Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: