Si buscas una planta que se adapte bien a interiores luminosos pero sin sol y que además sea una auténtica superviviente de nuestro planeta, no lo dudes: pon un helecho en tu vida. También puedes cultivarlas en exterior, especialmente bajo árboles o en esos rincones sombríos donde no sabes qué planta podrá sobrevivir.

Cuidados básicos de los helechos

¿Sabías que Cuerno de Alce (Platycerium bifurcatum) es una variedad de Helecho Australiano? Es recomendable regarlo por inmersión, sumergiendo la maceta en un cubo durante algunos minutos (añade fertilizante si en esa época del año lo necesita).

Los helechos son plantas vasculares de origen tropical, ecuatorial y mediterráneo. Sus “ramas” con hojas reciben el nombre de frondas y no dan flores ni por lo tanto, semillas. Su reproducción se realiza a través de esporas, que aparecen en el envés o a través de helechos bebé que pueden aparecer en las puntas de las frondas de algunas variedades. 

En casa, el método más habitual para reproducirlos es por división de las plantas: sepáralos de manera que queden suficientes rizomas y raíces para formar nuevos individuos.

Trasplante

Es recomendable mantener la planta en su maceta de vivero hasta que se adapte a su nuevo hogar. Si necesitas trasplantar, utiliza macetas de plástico ya que conservarán mejor la humedad del sustrato. Prioriza modelos más anchos que profundos: permitirán mejor su crecimiento.

Sustrato y riego

Pie de foto: El Culantrillo (Adiantum capillus-veneris) es uno de los helechos con las frondas más hipnóticas e instagrameables que existen. Seguro que a tu mascota le llama la atención, pero es una planta pet-friendly por lo que puedes estar tranquilo.

La mayoría de helechos prefieren suelos ácidos, por lo que al trasplantar, es recomendable utilizar un sustrato para acidófilas o mezclar tierra de brezo con un sustrato universal. 

Es probable que hayas visto helechos creciendo en la naturaleza en zonas sombrías y cercanas a cursos de agua. Incluso entre las piedras que rodean algunas fuentes y que no reciben los rayos del sol. Esto ya nos indica que son plantas que gustan de una elevada humedad ambiental y de un riego que mantenga el sustrato húmedo.

Atención: necesitan un sustrato húmedo pero no encharcado. Un exceso de riego suele provocar la aparición de hongos, con la consecuente pérdida de hojas y muerte de la planta. 

Agradece pulverizaciones constantes durante los meses más cálidos así como en invierno si lo estás cultivando como planta de interior. La calefacción y la sequedad provoca que las hojas se vuelvan amarillentas, presenten manchas marrones y acaben cayendo.

Fertilización

como-regar-helechos
El helecho azul o Blue Star (Phlebodium aureum) se adapta muy bien a condiciones de poca luz pero por contra, es el más exigente en pulverizaciones

Los helechos agradecen una fertilización regular desde la primavera hasta la llegada de los primeros fríos (en otoño o invierno según tu zona). Utiliza un fertilizante líquido para plantas verdes y sigue los consejos del fabricante en cuanto a la dosificación y periodicidad (normalmente es cada 15 días).

¿Dónde colocar un helecho?

cuidados-basicos-helechos
El helecho Nido de ave (Asplenium nidus) presenta unas espectaculares hojas verde manzana y debe trasplantarse cada dos años, preferentemente en primavera. Evita que reciba sol directo.

Puedes cultivar los helechos como plantas de exterior siempre que dispongas de un espacio sombrío y a resguardo de la luz del sol directo. En invierno, no aguantan las bajas temperaturas, por lo que suele ser necesario mantenerlas en interior.

Se adaptan muy bien a la humedad de los cuartos de baño, pero eso sí: deben ser luminosos. Si los vas a disfrutar en el salón o en otra estancia, no olvides pulverizar frecuentemente tanto en verano como durante el invierno si siguen pasando calor por la calefacción. Quizá un humidificador pueda ahorrarte estar tan pendiente de ello: si te gustan las plantas de interior, es una pequeña inversión que agradecerás con el tiempo.

Elimina regularmente las frondes secas para mantener su precioso color verde.

Los helechos de nuestras abuelas

helecho-de-boston
El Helecho de Boston, helecho espada o rizado (Nephrolepis exaltata “Bostoniensis”) es una de las variedades más conocidas y cultivadas. Resiste bastante bien la sequía y luce maravillosamente como planta colgante.

Lo que es la vida… los helechos que poblaban los patios y lavaderos de nuestras abuelas se han convertido ahora en plantas de interior. Ellas eran muy sabias: sin internet y posiblemente con los únicos consejos de las vecinas, sabían que estas plantas se daban muy bien en espacios sombríos y a resguardo del frío
Recuerdo el patio de casa cuando era niña y el enorme helecho de Boston que estaba en el rincón: siempre pensé que era por su tamaño y años más tarde caí en la cuenta de que era el espacio perfecto para él.

¿Y tú? ¿Algún consejo o recuerdo helechófilo que quieras compartir con nosotros? 
Nos encantará leerlos en los comentarios.

Autor

Ester es la autora de PicaronaBlog. Hortelana autodidacta, imparte talleres de huerto urbano, colabora en medios especializados y en 2014 publicó su primer manual de iniciación: "Hortelanos de ciudad".

Escribe un comentario