A lo mejor no lo sabías, pero tener objetos originales y divertidos en tu oficina puede aumentar tu creatividad y productividad (no hay ningún estudio que lo demuestre, simplemente lo decimos nosotros porque estamos convencidos de ello) así que hoy queremos enseñarte 20 inventos que van a hacer de tu oficina un lugar más divertido. ¡Ya que te pasas la mayor parte del día en el trabajo, vamos a hacerlo un poco más divertido!

1. Post-it rodillo

1

2. Barras flexibles para colgar objetos.

2

3. Post-it en forma de reloj.

No aseguramos que dé la hora.

3

4. Una mesa de papel.

Da rienda suelta a tus esquemas y planes de trabajo, y una vez acabado, ¡arranca el papel!

4

4. Un rollo para notas.

5

6. Un pequeño jardín zen.

Para los momentos de más estrés.

6

7. Notas con forma de ventana de error.

Seguro que a estas les haces más caso.

7

8. Una hamaca para los pies.

¡Casi tan bien como en la playa!

8

9. Un frigorífico personal.

No aconsejamos que pongas cervezas o la cosa podría acabar mal.

9

10. Un interruptor para el pie que cierra aplicaciones rápidamente.

Si tu jefe se acerca y no quieres que vea que aún sigues en Facebook, puedes cerrarlo rápidamente con el pie!

10

11. Un calentador de café portátil USB.

11

12. Un calentador de manos USB.

Si no quieren encender la calefacción, siempre te quedará esta alternativa.

12

13. Un tampón de calendarios.

13

14. Un reloj en el que puedes escribir.

14

15. Bolígrafos en forma de herramientas.

Ideales para los manitas, que sabemos que sois muchos 😉

15

16. Un organizador de escritorio.

16

17. Un escáner portátil.

17

18. La típica papelera con canasta.

Todos sabemos que existe pero nadie tiene una en su oficina.

18

19. Un gato para conectar más USB.

19

20. Bolígrafos que parecen hojas.

20

Ya que (por el momento) tenemos que trabajar, vamos a intentar sentirnos a gusto en la oficina, ¿no?

Te enseñamos algunos inventos más que seguro que te serán de utilidad => 20 inventos que harán tu vida más fácil20 ingeniosos inventos para tu cocina

Fuente: Marcianos

Autor

Escribe un comentario