¿Quién dijo que los gatos no podían vivir como reyes? Hoy te traemos una propuesta original y divertida: un tutorial para que tu gato tenga su propia hamaca.
A partir de la técnica de tejido a crochet podrás construirle una hamaca para que sus descansos sean aún más confortables. Una vez terminada, cuélgala debajo de una silla o una mesa y deja que se meza tranquilamente con su propio movimiento.

¿Qué materiales necesito?

herramientas

  • Ovillos de hilo grueso para macramé en dos colores
  • Dos mosquetones para colgar la hamaca de la silla
  • Cinta de papel
  • Cinta métrica
  • Un listón de madera
  • Pequeña sierra para madera
  • Tijera
  • Taladro
  • Agujas de crochet

Paso a Paso

proc1

1. Toma la medida de la base de la silla, mesa o superficie en la que quieras colgar la hamaca. Luego, traslada esa medida al listón y córtalo con la sierra. Deberán quedarte dos varas de la misma medida que te servirán como soporte.

2. Con el taladro, perfora ambos extremos de cada listón y pasa hilo de uno de los ovillos que tienes, en forma de triángulo, tal como puedes ver en la fotografía. Esto hará que la hamaca pueda tener dos posiciones y pueda colgarse tanto de la silla como de una mesa o estantería.

3. Crea los bordes de la parte central con un nudo plano. Precisarás cuatro cabos, de manera que debes comenzar pasándolos por uno de los listones de madera y luego realizar el procedimiento que puedes ver en la siguiente foto:

proc2

Termina pasando el hilo que tienes en la mano del ovillo por dentro del triángulo que has formado sosteniendo el vértice con tu dedo y anuda bien.

proc3

4. Puedes ir repitiendo el paso anterior hasta que alcances el largo que desees. Después, anuda todos los cabos en el orificio del otro listón y corta el cordón que te ha sobrado.

5. Repite todo el proceso con otro cordón que una los otros dos orificios de tus listones de madera.

6. Para crear la parte central de la hamaca, cuelga la estructura en la pared para trabajar en vertical. Corta trozos de hilo cuatro veces más largos de la longitud que querrás que tenga tu hamaca y sujétalos al listón como te mostramos en la fotografía.

proc4

7. Puedes diseñarlo totalmente a tu gusto, alterna patrones y colores hasta que llegues al listón de abajo y… ¡ya tendrás la hamaca lista!

proc5

Aquí tienes una nueva idea para que tu gato esté cómodo y relajado. Aun así, si te gusta la idea pero no tienes el tiempo, puedes echar una ojeada a nuestras casas para mascotas. Y si lo único que te falta es el gato, no te preocupes, en el blog de ManoMano tenemos muchas propuestas para tu propia comodidad.

¡Cuéntanos que te ha parecido la idea!

Fuente: La Bioguia

Avatar
Autor

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto: