Ya te hemos enseñado cómo hacer todo tipo de muebles con madera, pero ¿y si les das el toque final? Hoy te queremos enseñar 7 formas de hacer barniz casero para maderas. Con ello no sólo protegerás tus muebles, sino también le podrás aportar a la madera tonalidades distintas. Y no nos olvidemos de la mejor parte: es una muy buena manera de ahorrar!

¿Les echamos un vistazo?

¿Qué materiales necesito?

2

  • Barniz 1:  Una taza y media de vinagre blanco y una almohadilla de lana de acero (esponja de acero)
  • Barniz 2:  Una taza y media de vinagre balsámico y una almohadilla de lana de acero (esponja de acero)
  • Barniz 3:  Una taza y media de sidra de manzana y una almohadilla de lana de acero (esponja de acero)
  • Barniz 4:  Una taza y media de vinagre blanco y un puñado de clavos oxidados
  • Barniz 5: Una caja de saquitos de té
  • Barniz 6: Una taza de granos de café
  • Barniz 7: Pintura acrílica y agua

Paso a Paso

Barnices 1,2,3 y 4

3

1. Para cualquiera de las 4 primeras fórmulas que te hemos propuesto, debes combinar ambos ingredientes (es decir, o bien la capa fin de la esponja de acero o bien el puñado de clavos con el líquido indicado en cada fórmula) en un frasco de cristal y esperar que el metal reaccione al ácido del vinagre.

2. No tapes completamente el frasco. Deja la tapa un poco floja para que entre aire y pueda completarse el proceso de oxidación.

3. Déjalo reposar 24 horas. Posteriormente debes detener la reacción, por lo que puedes cambiar la mezcla de frasco o puedes sacar simplemente el metal de dentro.

4

4. Ya tienes el barniz listo para aplicarlo sobre la madera. Ten presente que la reacción no es inmediata, tarda unos 10 minutos por lo que no te exasperes si no notas ningún cambio al principio, hay casos en los que la madera no oscurece hasta el día siguiente. También es importante que sepas que el color de la mezcla no será exactamente el que quede en la madera, nosotros te recomendamos que hagas varias pruebas, de esta manera verás cuál es el color que más te guste.

Barnices 5 y 6

Si hablamos de té o café, aquí sí que debes elegir el que prefieras por el color. Su preparación es sencilla: Debes hacer lo mismo que cuando te preparas un té o un café pero con una concentración 4 veces mayor. Por ejemplo, si para una taza de agua usas un saquito de té, deberás usar 4. En un litro de agua puedes usar unos 10 saquitos de té.

1

Barniz 7

Si lo que quieres es pintar la madera de color, ésta es la formula que te conviene. Diluye la pintura acrílica en bastante agua y aplícala sobre la madera de la misma forma que con los barnices anteriores. Esta opción es algo más sustentable que pintar con barnices industriales.

6

¡Quién te iba a decir que el café no solo servía para poder abrir los ojos por la mañana!

Y si te has quedado con ganas de saber para qué más puedes usar alimentos y especias, échale un vistazo a => 10 Fertilizantes orgánicos caseros

Fuente: LaBioguía

Avatar
Autor

Escribe un comentario